Se extienden las alertas sobre los principales ríos por el aumento de lluvias en el país

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

El incremento en el caudal a raíz de las fuertes lluvias que ya trae la primera temporada invernal del año, llevó ayer al Ideam a elevar de naranja a roja la alerta sobre el río Bogotá, ante el riesgo latente de desbordamiento.

Según informó la entidad, en la estación hidrológica Santa Rosita localizada en Suesca (Cundinamarca), el nivel alcanzó un valor de 2,66 metros a las 3 de la mañana de ayer, estando a solo 34 cm de alcanzar la cuota de desbordamiento en este sector de la cuenca. Aunque el río, (al cierre de esta edición) no se había rebosado, ayer hubo problemas de tráfico en la vía Suba-Cota por encharcamientos. Esto llevó a las autoridades viales a restringir el paso en este trayecto.

Pero no sólo es el río Bogotá. El director del Ideam, Ricardo José Lozano, señaló que también hay alerta roja en el Amazonas, donde, prácticamente, no ha dejado de llover este año.

En alerta naranja están los principales ríos de la región Andina, y en el caso del Eje Cafetero, los que tienen influencia en el área del Volcán Nevado del Ruiz. 'Están creciendo los ríos Magdalena y Cauca porque reciben precipitaciones, y están en tendencia de ascenso los ríos Sogamoso, Lebrija, Catatumbo, San Jorge y todos los afluentes del Macizo Colombiano que aportan bastante caudal', agregó.

Así mismo, Lozano indicó que hay que tener cuidado con los ríos del Piedemonte Llanero por las crecientes súbitas, y alertó de que si bien en la Costa Atlántica todavía no llueve, ya hay precipitaciones en el sur de la región Caribe. 'Apenas está comenzando el invierno y la vulnerabilidad es muy alta. Aquí el problema no es de lluvia sino de vulnerabilidad del terreno y de los ríos que están saturados', sostuvo.

El director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, indicó que hasta ayer el invierno dejaba en el país 8 personas muertas, 13 heridos y 3 desaparecidos; 8.700 familias afectadas, y unas 89 viviendas destruidas. Por lo anterior, tanto Lozano como Márquez recomendaron a las autoridades locales estar atentos en las zonas ribereñas y activar los comités de emergencia.