Cierre preventivo en Caño Limón Coveñas por atentado contra oleoducto

Tomada de Twitter

La CAR dio a conocer avances por una perforación ilícita contra un poliducto en Cundinamarca.

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En la noche del martes se registraron atentados contra dos tuberías que cumplen la función de transportar crudo y gasolina en el país: un poliducto en Cundinamarca y el oleoducto Caño Limón Coveñas, ubicado en Norte de Santander. Ambas contingencias fueron dadas a conocer por Twitter. El primer anuncio lo dio la CAR y más tarde Ecopetrol.

La CAR Cundinamarca a través de su cuenta de Twitter hace poco informó que el poliducto de oriente nuevamente fue víctima de perforación ilícita cerca a Lenguazaque, generando fuga de gasolina.

Vale la pena recordar que esta tubería ya había sufrido una perforación ilícita, que ocasionó una fuga de gasolina afectando la Quebrada la Honda, el pasado viernes 24 de agosto. En su momento se activo un plan de contingencia, para evitar que la afectación fuera mayor.

Al igual que la vez pasada, Ecopetrol activó plan de contingencia, según la CAR. Además, la entidad recomendamos no acercarse al lugar y denunciar a las autoridades en caso de emergencia.

Pero, esta no ha sido la única afectación contra la infraestructura de la petrolera, pues Ecopetrol, a través de su cuenta de Twitter, rechazó el nuevo atentado al oleoducto Caño Limón, en inmediaciones de la vereda Llana Baja, en Teorama, Norte de Santander.

Además, la empresa le pidió a los habitantes de la zona de  abstenerse de encender cocinas, fogatas, cigarrillos o similares cerca al derrame de crudo, para evitar que suceda una tragedia mayor.

En la mañana, Ecopetrol ha informado que ya activó un plan de contingencia para evitar mayores efectos sobre el Río Catatumbo y las comunidades cercanas. Acá se realizó un cierre preventivo de bocatomas de acueductos.

TEMAS


Energía - Combustibles - Petróleo - Santander - Cundinamarca - Ecopetrol - CAR Cundinamarca