Según un sondeo de Reuters, el peso se mantendrá fuerte en los próximos doce meses

Reuters

El peso colombiano continuará fuerte en los próximos 12 meses, aunque el alza se moderará a medida que se acerca a lo que el Gobierno ha calificado como su “umbral de dolor”, al tiempo que se mantienen las expectativas de entrada de flujos de inversión extranjera directa, reveló el jueves un sondeo de Reuters.

La divisa terminaría mayo en niveles de 1.771,7 unidades por dólar, para situarse en 1.769 dentro de seis meses y avanzar a $1.768 en abril del 2013, según la mediana del pronóstico de 18 estimaciones de analistas en la consulta de Reuters.    

El jueves el peso se negociaba en 1.755 unidades por dólar y acumulaba una apreciación de 9,4%  en lo que va del 2012, la segunda mayor del mundo, superada sólo por el florín Húngaro.    

Los niveles actuales y del sondeo se sitúan cerca de lo que el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, ha catalogado como el "umbral de dolor" del tipo de cambio, de 1.750, punto considerado clave por los expertos para que las autoridades económicas del país adopten nuevas medidas para suavizar la tendencia.    

Hasta ahora la intervención del Banco Central se ha limitado a comprar en promedio US$20 millones de diarios de divisas al mercado, un plan que se extendió hasta el 2 de noviembre.    

A su turno, el Gobierno ha evitado entrar al país dólares que tiene en sus cuentas en el exterior producto de emisiones de bonos o de ganancias de empresas estatales.    

Pero la intervención palidece con la de otros países de la región, como Brasil, que además de la compra de dólares ha tomado medidas para encarecer el ingreso de capitales, o Perú que en lo que va del año ha adquirido más de US$7.000 millones.    

La apreciación del peso -que acumula casi un 40% desde cuando inició la tendencia en el 2004- está minando los ingresos del sector exportador, que recibe dólares por sus ventas externas, pero tiene que pagar sus costos de producción en pesos.    

Según analistas, este país andino -el cuarto productor latinoamericano de crudo y el cuarto exportador mundial de carbón- está siendo víctima de su propio éxito, en medio del auge de la inversión foránea después de la recuperación de la seguridad en zonas antes controladas por las guerrillas.    

El propio Gobierno estima que la cuarta mayor economía de América Latina recibirá alrededor de US$16.000 millones de dólares en inversión extranjera directa en el 2012, lo que supone un aumento de 21% frente a los US$13.234 millones que captó el año pasado, la mayor parte enfocada a petróleo y minería, en medio del auge de esos sectores.    

"Observando los fundamentales locales de la economía colombiana. Vemos que cuenta con todas las condiciones necesarias para llevar al peso hacia un mayor fortalecimiento respecto al dólar", dijo un informe de la firma Corredores Asociados.    

"Destacamos dos variables que continuarán determinando el movimiento apreciativo: La Inversión Extranjera Directa y la entrada de dólares a la economía por monetizaciones (liderada por el pago de impuesto de renta por grandes contribuyentes)", agregó.