¿Si usted fuera Santos en qué gastaría los $40,7 billones de inversión?

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

El presidente de la República anunció ayer que en 2013 Colombia contará con el presupuesto de inversión más grande de su historia: $40,7 billones, un 11% más alto que el de este año. Así mismo, destacó que el 70% de esta suma se destinará a inversión social.

Según el Departamento Nacional de Planeación, algunas de esas obras sociales serán: 2,6 millones de familias atendidas por Familias en Acción; 2,7 millones de niños beneficiados por Atención Integral a la Primera Infancia; subsidios para consumo de energía y gas a más de 12 millones de colombianos de estratos uno, dos y tres; 4 millones de niños atendidos por Alimentación Escolar; subsidio para manutención a más de 800.000 adultos mayores; indemnización a 124.000 víctimas de la violencia; más de 24 millones de colombianos del régimen subsidiado que se beneficiarán con la unificación del Plan Obligatorio de Salud, 5 millones de cupos en formación en el Sena, entre otros.

De acuerdo con el ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, el presupuesto de inversión debe aumentar en infraestructura, educación, salud y justicia.  A esta voz se une la de Guillermo Botero, presidente de Fenalco, quien afirmó que hay dos prioridades en el país: la infraestructura y el aspecto social.
 
Según el rector del Cesa, José Manuel Restrepo, la noticia sobre el monto de inversión puede verse de dos maneras. La primera como un vaso medio lleno: es un monto que aumenta sustantivamente con respecto a los presupuestos de los años inmediatamente anteriores, y es lo que el país necesita en línea con los Tratados de Libre Comercio acordados y con las perspectivas de crecimiento económico. 
 
Sin embargo, el vaso medio vacío revela la preocupación por la adecuada priorización de esos recursos. ¿En qué se deben invertir y cómo? Infraestructura como respuesta no es el gran descubrimiento, pero sí es la prueba de que a pesar de que se estén anunciando y planeando proyectos, la ejecución aún no corre a la velocidad deseada. A esto se le suma que la puesta en marcha de las obras públicas debe estar acompañada de vigilancia. “Se necesita de una estrategia más sólida, más allá del Estatuto Anticorrupción, con las cuales no paguemos un peaje mayor a los corruptos”, dijo Restrepo.
 
La preocupación sobre la ejecución de los recursos se ve reflejada en rankings como del International Institute for Management Development (IMD), en el cual se muestra que la percepción del empresario colombiano sobre el soborno, la corrupción, la burocracia y la justicia es una de las que más se ha deteriorado en el último año. Para Botero, una de las formas de luchar contra esta corrupción es trabajar en la transparencia de los esquemas de las concesiones, pagar las contrataciones cuando se entreguen las obras. En materia de salud, el presidente gremial dijo que es necesario definir claramente el POS, hacer que fluyan más rápido los recursos a las EPS y hacer más vigilancia. 
 
Otro de los grandes interrogantes es la financiación de largo plazo de los recursos de inversión. En opinión de Restrepo, no se pueden dejar a un lado reformas estructurales como la tributaria y la pensional. El Presidente Santos dijo que el aumento del 11% está sustentado en un incremento del recaudo. A esto se le suman las metas de crecer la inversión, pero a la vez reducir la deuda. El ex ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla dijo en una columna de opinión que el “costo de oportunidad de bajar la deuda financiera y dejar intacta la deuda que les debemos a nuestros hijos y nietos en materia de infraestructura es enorme y merece cuestionamiento”. 
 
El ex director del Departamento Nacional de Planeación Esteban Piedrahita, dijo que “el Gobierno tiene que buscar el equilibrio apropiado entre la necesidad de mantener las cuentas fiscales en orden en momentos en que los recaudos se deben desacelerar y el acceso a crédito se puede deteriorar, y la importancia de acelerar la inversión pública como medida contra-cíclica en una coyuntura de desaceleración”. 
 
Lanzan nueva agenda de competitividad 
 
Hoy, la Comisión Nacional de Competitividad, encabezada por el Presidente Juan Manuel Santos, presentará la nueva agenda de competitividad. El mandatario dará a conocer el inventario de las 100 acciones prioritarias de un listado total de 300 que ha venido trabajando desde noviembre de 2011 el Comité Ejecutivo del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación. Según Rosario Córdoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad (CPC), entidad que hace parte del Sistema, este es un compromiso del Gobierno con esta agenda, la cual se concentrará en objetivos de corto, mediano y largo plazo. El evento se realizará en Presidencia a las seis de la tarde.
 

TEMAS


Inversión