Solo el 4,5% de las copropiedades están aseguradas contra terremotos

Mauricio Jaramillo Quijano

El temblor de 5,6 grados en la escala de Richter que estremeció ayer a Colombia volvió a evidenciar la necesidad de que las propiedades se aseguren ante las catástrofes debido a la escaso cubrimiento en la materia.

Según la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, en Colombia solo 4,5% de las copropiedades cuentan con una póliza para responder ante una catástrofe de este tipo.

Ello no se justifica si se tiene en cuenta que la Ley 675 de 2001, obliga a los copropietarios a asegurar sus bienes comunes, al menos contra los riesgos de incendio y terremoto, de manera que se garantice la reconstrucción de éstos.

Por suerte, el temblor de ayer no causó mayores daños, pero de haber pasado, en el caso de las propiedades, pocos habrían tenido la oportunidad de recuperar algo de lo invertido en sus viviendas, dado el bajo aseguramiento. Los colombianos están expuestos a quedar en una situación financiera precaria si un evento de esta naturaleza impacta al país, por lo que, teniendo en cuenta que durante marzo se realizan las asambleas de copropietarios, Fasecolda está invitando a que se aborde este tema con la seriedad que se requiere.

Pero no solo se trata de pérdidas, no acatar lo establecido en la Ley 675 de 2001, puede acarearle demandas a los administradores de las copropiedades.

Carlos Varela, director de la Cámara Técnica de Incendio y Terremoto de Fasecolda, explica que 'si como copropietario contrato a un administrador y él no asegura, o asegura mal la copropiedad, éste podría ser demandado por los perjuicios causados por su actitud negligente y podría verse obligado a responder por esas pérdidas con su patrimonio'.

En el caso especifico de Bogotá, de las 200.000 copropiedades que existen, sólo 9.000 de ellas cuentan con el seguro de bienes comunes.

'Las personas confunden los bienes comunes con las zonas comunes. Pocos entienden que, por ejemplo, las columnas, las vigas, los entrepisos, las fachadas y los techos, son bienes comunes que deben contar con un seguro que garantice, al menos, su reconstrucción', añadió Varela.

Para los expertos, el bajo nivel de aseguramiento de las copropiedades antes estos eventos demuestra la baja cultura aseguradora que hay en el país, donde la venta de pólizas se concentra en automóviles y seguros obligatorios como el Soat.

Sin embargo, los analistas consideran que en la medida en que las personas conozcan la ley y vean sus beneficios, irá aumentando la venta de estos seguros.

Otro factor que puede aumentar la demanda por estos seguros son las malas experiencias que han dejado las castástrofes en los últimos años y que han asolado varias ciudades del mundo.

Al respecto, Fasecolda señala que Colombia es un país con riesgo sísmico. 'Colombia es un país particular en este tema, debido a que confluyen en el territorio nacional tres placas tectónicas: La Placa Nazca, la Placa de Cocos y la Placa Suramericana. Esta situación hace que el país presente una amenaza sísmica de consideración en sus principales ciudades, especialmente, aquellas localizadas en el centro y occidente de la nación'.

En el mercado se pueden encontrar diferentes productos que, por lo general, tienen incorporada la cobertura de terremoto. Los conocidos son el seguro del hogar, el seguro voluntario de autos y los seguros para Pyme.

Es importante destacar el seguro de hogar que protege la vivienda y todos sus contenidos, contra casi cualquier eventualidad, incluyendo terremoto.

Fasecolda recomienda a aquellas personas que ya pagaron su crédito hipotecario a adquirir este seguro, que protege el bien más preciado de los colombianos: su vivienda.

Los interesados en adquirir un seguro contra este tipo de catástrofes puede acudir a las compañías de seguros autorizadas por la Superintendencia Financiera de Colombia. Además, varias compañías de seguros utilizan a los intermediarios de seguros. Los intermediarios pueden ser corredores, agencias o agentes de seguros. No se puede generalizar el valor de la póliza, ello depende de varios factores

¿Cuánto vale la póliza para estos casos?

Para definir el costo de este seguro se deben tener en cuenta: el valor asegurado del inmueble; la ubicación del bien; el uso del bien. (vivienda, oficina, comercio, bodega, industria, etc); el material de construcción del bien (concreto, mampostería, madera, acero, etc); la fecha de construcción del bien (si fue construido bajo normativa sismo resistente); vecindad del bien (edificios que puedan golpear el inmueble en caso de sismo, estaciones de gasolina, puentes, etc); el asegurado puede tomar determinaciones que favorecen la disminución del valor de la prima, entre ellas están la colocación de extintores.

La opinión
Carlos Varela
Director Cámara de Incendio Fasecolda

'Si como copropietario contrato a un administrador y él no asegura, o asegura mal la copropiedad, éste podría ser demandado por los perjuicios causados'.