Superservicios impone plazo al Alcalde Petro para aclarar venta de agua en bloque

El Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, César González Muñoz, le solicitó al alcalde Gustavo Petro, que a más tradar el 28 de septiembre, deberá informarle a la entidad sobre la política cierta de la administración distrital y de la junta directiva de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ESP, para la venta de agua en bloque y para una eventual prestación del servicio de manera directa a los municipios circunvecinos.

De acuerdo con el Superintendente “La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ESP ha producido una variedad de explicaciones, que llegan a ser contradictorias, en su propósito de cambiar el statu quo en materia de venta de agua en bloque” , le dice la autoridad de vigilancia y control al alcalde Gustavo Petro.

Con relación a la prestación del servicio público domiciliario de aseo en Bogotá D.C., la Superintendencia le dice al Alcalde que es jurídicamente viable que el Distrito inicie la prestación del servicio por medio de una empresa pública. Sin embargo, y teniendo en cuenta que se mantiene el régimen de libre competencia, la entidad aclaró que no garantiza que otros operadores no entren a prestar el servicio en el mismo territorio.

“Estos contratos no pueden ofrecer exclusividad alguna”, señala un comunicado de la Superintendencia. La única opción de exclusividad, indica, es la establecida en el artículo 40 de la Ley 142 de 1994, que implica un proceso licitatorio previo a una verificación de motivos por parte de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico –CRA- para la inclusión de áreas de servicio exclusivo en los contratos. 

Con respecto a las tarifas para el servicio de aseo, la Superintendencia aclaró que de ninguna manera, las tarifas fijadas mediante contrato, esquema que opera en la actualidad, pueden ser superiores a las que resulten de la aplicación de la metodología tarifaria vigente en el momento de la suscripción contractual.