Terremotos le podrían costar al país US$44.900 millones en los próximos 500 años

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Las pérdidas estimadas en el país por sismos, con un periodo de retorno de 500 años, ascenderían a los US$44.900 millones. Este es uno de los escenarios revelados en el estudio del Banco Mundial (BM) ‘Análisis de la gestión del riesgo de desastres en Colombia’.

En el estudio se muestra que un terremoto en Bogotá costaría US$12.700 millones; en Medellín, US$ 7.500 millones; en Cali, US$ 6.400 millones, y en la región del Eje Cafetero, US$ 2.000 millones. Para la nación en general, el costo ascendería a los US$44.900 billones.

De acuerdo con Ana Campos, especialista senior de gestión del riesgo del BM y coordinadora del estudio, Colombia ha avanzado en la reducción de pérdidas de vida, sin embargo, todavía persiste un alto costo a nivel económico. 'Esto representa el reto de incorporar en las prácticas del desarrollo la gestión del riesgo y que las nuevas inversiones consideren dichos criterios', dijo la especialista.

En Colombia el riesgo de desastres está aumentando debido a la inadecuada gestión territorial, sectorial y privada, más que por factores externos como el cambio climático. Aunque el estudio destacó los avances del país en el manejo de emergencias, hizo varias recomendaciones para evitar un desastre.

Una de estas es trabajar en la prevención. 'La reconstrucción de un kilómetro de carretera puede valer hasta cinco veces el costo de realizar un buen mantenimiento preventivo, y los costos indirectos por suspensión del tráfico pueden llegar a valores de hasta $2.000 millones diarios', según el estudio presentado ayer y que fue solicitado por el Gobierno al BM.

Así mismo, se recomendó fortalecer la capacidad local para la gestión territorial. Las inversiones departamentales han sido muy bajas y la capacidad institucional se encuentra muy limitada. Esta baja capacidad de respuesta se ve reflejada en las consecuencias de los fenómenos naturales.

Las pérdidas económicas totales entre 1970 y 2010 ascienden a US$7.102,9 millones; es decir, un promedio de pérdidas anuales de US$177 millones. El solo fenómeno de la `Niña` de 2010 y 2011 le costó al país $8,6 billones. Según Campos, este es el desastre de mayor impacto hasta el momento en el país, superando el sismo del Eje Cafetero y la avalancha por la erupción del Nevado del Ruiz.

Los sectores más afectados son el de la vivienda, agricultura, transporte e infraestructura. Las pérdidas en materia de vivienda son de US$2.045,1 millones, entre 1970 y 2010. Estas corresponden a las consecuencias de siete grandes desastres que ocurrieron en esos 40 años (Terremoto de Popayán 1983, erupción del volcán del Nevado del Ruiz 1985, terremotos del Atrato Medio 1992, fenómeno del `Niño` 1997-1998, terremoto del Eje Cafetero 1999 y fenómeno de la `Niña` 2010-2011).

Las pérdidas acumuladas asociadas a todo tipo de desastres (grandes, intermedios y pequeños) alcanzaron los US$7.100 millones, según la evaluación que fue coordinada con el Departamento Nacional de Planeación (DNP), entre otras entidades.

El crecimiento es sólido a pesar de la leve desaceleración
Según Gloria Grandolini, directora del Banco Mundial (BM) para México y Colombia, en el país sí ha habido una leve desaceleración, sin embargo, afirmó que el crecimiento es sólido y que los riesgos se pueden absorber. Aquel menor crecimiento está explicado por factores exógenos como la caída en el precio del petróleo, un menor crecimiento en Estados Unidos y una caída en la demanda interna. Pero el país, dijo Grandolini, puede contener los shocks, ya que cuenta con espacio en su política monetaria, es decir, puede bajar su tasa de interés, y también tiene el crédito contingente con el FMI por US$6.500 millones. La expectativa del BM es que el país crezca 4,7% en 2012.

Las opiniones
Gloria Grandolini
Directora del banco Mundial para México y Colombia

'El Banco Mundial ofrece un paquete de servicios completos. Al país se le otorgó un préstamo por US$150 millones, se desembolsa cuando ocurre el desastre, y ahora se está preparando un segundo de un monto mayor'.

Carlos Iván Márquez
Director de Gestión del Riesgo del Gobierno

'Este documento del Banco Mundial es un aporte al desarrollo del país. Es un esquema complementario y lo hemos estado abordando desde el punto de vista técnico. En Colombia ya tenemos una política de gestión del riesgo'.