Tras las elecciones legislativas, S&P mantuvo la rebaja en la calificación de diciembre

Se espera un crecimiento gradual en los próximos tres años.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Tras las elecciones al Congreso del fin de semana, Standard & Poor’s Global Ratings (S&P) anunció que los comicios no incidieron en la calificación del país y aclaró que Colombia mantiene la nota de BBB para las calificaciones de crédito soberano en moneda local de Colombia y BBB- de largo plazo para moneda extranjera.

La calificadora de riesgo aseguró, además, que la perspectiva del país se mantiene “estable”. Esto debido a que se refleja que Colombia tiene instituciones políticas y un historial de acciones económicas que favorecen al crecimiento del país y a la posible recuperación en dos a tres años.

 

En diciembre, S&P redujo la calificación crediticia en moneda extranjera de BBB a BBB, aduciendo un crecimiento más débil de lo esperado en 2017 (que resultó en 1,8%). En su actualización, la agencia por ahora resaltó que los resultados de las recientes elecciones refuerzan la continuidad que se le dará a las políticas económicas como antesala a las elecciones presidenciales.

Para Camilo Silva, socio de Valora Analitik, “este nuevo reporte enmarca la relevancia que tienen las elecciones. Es un balance que da la calificadora para ratificar la calificación y explicar cómo está Colombia tras las elecciones del pasado domingo”.

Uno de los puntos que tocó el más reciente balance de S&P es la reducción gradual del déficit fiscal del Gobierno Nacional, pues aunque persiste una leve recuperación económica, hay incertidumbre en lo que puede pasar en los dos a tres próximos años.

Según Valora Analitik, “la agencia advierte que la reducción del déficit fiscal podría no ser suficiente y la deuda neta del Gobierno frente al PIB podría aumentar más de lo esperado, potencialmente reflejado en el gasto de los acuerdos de paz”. Es decir, de acuerdo con Standard & Poor’s, en los próximos años se verá un mayor gasto debido a la implementación de los acuerdos de La Habana y el bajo recaudo de la reforma tributaria de 2016.

La calificadora también suma un posible escenario en el que haya un revés en la implementación de los acuerdos que afecten las expectativas de crecimiento de la economía y lleven a “exacerbar el perfil externo de Colombia”.

El informe de la calificadora de riesgo también habló sobre los factores en los que ha mejorado el país para el impulsar su crecimiento. En este punto, aclaró que la seguridad interna ha mejorado, por lo que se espera que haya mayor inversión nacional y extranjera; y un mayor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Si se compara el rendimiento de Colombia con las economías de la Alianza del Pacífico, la nota aún está por debajo, pues mientras que Chile se mantiene con un crecimiento sostenido y una calificación de A+, según S&P y teniendo uno de los mejores panoramas de América Latina, Perú tiene una calificación estable de BBB+, al igual que México.

TEMAS


Ministerio de Hacienda - Hacienda - Standard & Poor’s - Calificación deuda de largo plazo