Uno de cada cinco niños trabajadores no fue a la escuela por estar laborando en 2011

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

Uno de cada cinco niños en Colombia deja de ir a la escuela por trabajar. El dato lo reveló la Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (Enti 2011) realizada por el Dane, con la cual estableció que 1.743.000 jóvenes entre 5 y 17 años trabajan y/o realizan oficios del hogar por más de 15 horas semanales.

Lo preocupante es que el fenómeno viene en alza.

De esta cifra, en las cabeceras principales del país, un total de 873.000 menores de edad trabajan. Entre los 5 y los 14 años hay 753.000 infantes laborando y 987.000 son hombres.

'Que hayan jóvenes que colaboren a la economía familiar no es malo. Lo que sí es realmente malo es que dejen de ir a la escuela por estar trabajando y/o que esto afecte su desempeño en el colegio', dijo Stefano Farné, director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado.

Según el mismo informe, de los jóvenes trabajadores en el país hay un 23,3% que deja de asistir a la escuela por estar realizando labores en su hogar o en alguna empresa que lo mantenga empleado.

El estudio prende las alarmas para que entidades como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) se preocupen por la problemática actual, señalan expertos. 'Efectivamente estamos muy preocupados porque ha habido un aumento considerable del trabajo infantil en Colombia. La mitad de los empleadores de los niños en el país son los mismos padres. Con estos datos esperamos empezar a realizar una política para mejorar la situación', dijo Camilo Domínguez, director de protección del Icbf. El informe del Dane también deja ver que los sectores comercio, hoteles y restaurantes y agricultura, pesca, ganadería caza y silvicultura son los principales empleadores de niños en el país. El 33,1% de los jóvenes trabajadores lo hace en el comercio y el 32,2% en la agricultura. 'Estos sectores son los mayores empleadores de niños ya que en los pequeños negocios de las ciudades, los padres son ayudados por sus hijos. En el campo, los jóvenes colaboran en las cosechas que se producen en sus terrenos', comentó Farné.

Pero desde el 2009, cuando se realizó la última encuesta de trabajo infantil, cerca de un 9% de niños realizaban trabajos, hoy un 13,2% están laborando y ayudando por más de 15 horas semanales en su hogar, dijo el director del Dane, Jorge Bustamante, director del Dane. Así mismo, en el consolidado nacional del informe se demuestra que el 31,7% de estos jóvenes realiza las actividades porque le gusta laborar para ganarse su propio dinero.

Las ciudades donde se presenta una mayor incidencia del trabajo infantil son Montería, con 18,1% y Bucaramanga, con 14,4%. Mientras en Santa Marta y Sincelejo, con tasas de 4,6% y 5,6%, respectivamente, registran una menor presencia del fenómeno.

Las opiniones

Stefano Farné
Director del observatorio laboral de la Universidad Externado

“Que hayan jóvenes colaborando con la economía familiar no es malo. Lo que sí es malo es que dejen de ir a la escuela por estar trabajando”.

Jorge Bustamante
Director del Dane

“El último informe demuestra que la tasa de trabajo infantil en el país fue de 13,2% el año pasado, mientras en 2009 era de 9%”.