Útica, Puerto Libre y Córdoba deben ser reubicados, según la CAR de Cundinamarca

Marcela Vargas Cabrera - mvargas@larepublica.com.co

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) reveló que hay varios municipios del departamento que están en posible riesgo de volver a verse afectados en la próxima temporada invernal.

Según el director de la entidad, Edgar Alfonso Bejarano, las poblaciones que a mediano plazo deben reubicarse son: en el municipio de Caparrapí la inspección Córdoba, en el municipio de Puerto Salgar la inspección Puerto Libre y el municipio de Útica.

'Los que están en más alto riesgo son cerca de 7.000 habitantes de los centros poblados en inspecciones en Caparrapí, Puerto Salgar y sigue el riesgo latente en Útica a pesar de que se han hecho unas inversiones en prevención y atención, también es cierto que estos escenarios tienen riesgo', dijo Bejarano.

En el caso de Caparrapí la población afectada son 455 personas que habitan en 65 viviendas y aunque se han realizado obras con el fin de mejorar las condiciones y recuperar la sección del cause del río Negro, la recomendación a mediano plazo debe reubicarse la población.

El informe entregado por la CAR también revela que en el municipio de Puerto Salgar, en la inspección de Puerto Libre, hay 1.000 personas afectadas que habitan 139 viviendas, el costo de las obras que se están realizando en este sector son de $642 millones, sin embargo, se debe reubicar a la población.

'En municipio de Útica hay 2.291 personas afectadas, allí la CAR viene realizando excavaciones y extracción de material depositado sobre el cauce del río. Se está creando un sistema de monitoreo para establecer un sistema de alerta temprana. El costo de estas obras es de $1.880 millones', explicó el funcionario.

Puntos críticos
La CAR actualmente tiene a su cargo el monitoreo de 98 municipios en Cundinamarca, seis en Boyacá y unas localidades en Bogotá, en donde se han venido identificando zonas que podrían estar en riesgo cuando regresen las lluvias.

Dentro del monitoreo que realizan al departamento para evitar que nuevas inundaciones y deslizamientos afecten a las comunidades se han detectado más de 200 zonas de riesgo que deben mantener la alerta ante cualquier aumento en la cota de los ríos.

'Hemos identificado 290 puntos críticos en observación que no dan espera por la gravedad en que se encuentran, allí estamos realizando obras de mantenimiento hidráulico en los ríos para evitar desbordamientos', dijo Bejarano

Además se logró un acuerdo entre Colombia Humanitaria y la CAR con el cual se destinan $70.000 millones para la recuperación y mantenimiento de los puntos críticos por la ola invernal. De estos recursos Colombia Humanitaria destina $40.400 millones para tres proyectos que se realizarán en el departamento para buscar la adecuación hidráulica de 56 fuentes hídricas críticas en 47 municipios, además para la realización de 'obras de contención y control de socavación de los ríos Negro y Apulo y el tercer proyecto para el mejoramiento de la capacidad de la Laguna de Fúquene, el sector agropecuario y la cuenca de los ríos Negro, Apulo y Bogotá.

Por su parte, la CAR tiene previsto destinar cerca de $100.000 millones para la atención de riesgo para complementar las obras que se realizan en las cuencas media y alta del río Bogotá, el río San Francisco en el municipio de Guaduas, el río Machetá, el río Soacha y la quebrada Tibanica en el municipio de Soacha.

'También estamos realizando obras de recuperación y mantenimiento en el río Subachoque en el municipio de Madrid y las cuencas Sumapaz y Fusagasugá', agregó el director de la CAR.

En los municipios cercanos a la Laguna de Fúquene hay 2.300 personas afectadas, por lo que el gobierno departamental junto con recursos de Colombia Humanitaria vienen realizando la recuperación de la capacidad de almacenamiento a través del dragado de la laguna. Además se está conformado la estructura del jarillón oriental de la laguna con el fin de evitar desbordamientos, el costo de estas obras es de $12.209 millones, por otra parte en Chía se invertirán cerca de $10.000 millones en obras desde la calle 13 del municipio hasta el Puente del Común para evitar inundaciones.

Gravilleros piden zonas de explotación
El gremio de gravilleros del Cundinamarca realizó una protesta frente a las instalaciones de la Corporación Autónoma Regional del departamento (CAR), en Bogotá, exigiéndole a la entidad que les permita abrir nuevos frentes de explotación. El director Edgar Bejarano señaló que los empleados de Gravicol de Tabio protestaron por las medidas tomadas por la CAR sobre la explotación de gravilla en donde se realizan procesos de recuperación de la zona, 'pero ellos quieren abrir nuevos frentes y en este momento no están permitidos, pues lo que tienen aprobado es el plan de recuperación'.

Las opiniones

Edgar Alfonso Bejarano
Director de la CAR de Cundinamarca

'Hemos venido trabajando en todo el departamento y los puntos críticos están en la cuenca del río Bogotá, la Laguna de Fúquene y la cuenca de río Negro'.

Carlos Rosado
Director del Invias

'A pesar de las lluvias que están iniciando hemos tenido cero cierres totales. Estamos trabajando en 120 corredores de todo el país, en donde hemos invertido $1 billón en vías'.

Ricardo Lozano
Directo del Ideam

'Hay que recordar que las condiciones hidroclimáticas favorecen en algunos sectores la presencia de lluvias fuertes que propician los deslizamientos de tierra'.