Volatilidad en el dólar y la bolsa se agudizarán con situación española

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

El mercado financiero ha sido el más afectado en el mundo con la crisis en Europa, y es precisamente en esta actividad en la que el coletazo de la situación externa puede llegar a tocar más rápidamente a Colombia.

Expertos aseguran que el mercado de capitales, entendido como la Bolsa de Valores de Colombia y el mercado de divisas, es decir el dólar, han sido los que más se han visto afectados por la crisis externa, mientras que mercados como el bancario y el de los bonos del Gobierno han tenido cierto blindaje y su comportamiento ha sido favorable hasta ahora.

No obstante, se prevé que si la situación empeora ningún sector será ajeno a las consecuencias. Uno de los factores que más hacen visibles el impacto de la situación en el `viejo continente` es la alta volatilidad. En el último mes el principal indicador de la Bolsa de Valores de Colombia, Igbc, ha reducido cerca de la mitad de la valorización obtenida desde enero hasta mayo.

La valorización máxima alcanzada hasta ahora ha sido de 22,07%, que se registró el pasado 2 de mayo cuando el principal índice de la bolsa tocó los 15.460,97 puntos, desde ese entonces hacia acá, el mercado de valores local se ha desvalorizado constantemente con caídas de más de 3% en una sola jornada y al primer viernes de este mes la valorización acumulada bajó a niveles de 11,56%. Según el analista de renta variable de Acciones y Valores Jorge Bello, 'se podría decir que el último mes el Igbc a borrado la mitad de las ganancias de los cinco meses anteriores'.

Esto se ha reflejado en una fuerte volatilidad en la que hay sesiones en las que el mercado sube con un gran optimismo para luego descender a cifras alarmantes.

'La bolsa ha aumentado su volatilidad: se pega unas caídas y subidas muy fuertes. Los mercados de acciones son de los más riesgosos y cuando la aversión aumenta, es natural que los inversionistas salgan de las acciones, entonces es evidente que se afecten tanto para arriba como para abajo', asegura el gerente de investigaciones económicas de Corficolombiana, Andrés Pardo.

Pero esto no sólo es en el mercado bursátil, también pasa en el dólar. La divisa llegó en una semana a cotizarse en precios de $1.850 y luego empezó a descender hasta los $1.779, valor en el que cerró en la jornada de ayer.

La falta de claridad sobre la situación política y económicas de países europeos como Grecia, España e Italia, han llevado a un aumento en la aversión al riesgo que se ve reflejada en que los inversionistas han salido de sus activos riesgosos como las acciones y se han refugiado en otros más seguros como el dólar o los bonos del Tesoro estadounidense.

En cuanto a la banca y los TES, se tiene que el sistema financiero local sigue manteniendo buenos resultados y sus utilidades suman más de $19 billones en lo corrido del año. Este sector es muy sólido en la parte local aunque no se pueden desconocer las movidas que han realizados bancos europeos en la región. Carlos Corredor, analista de mercados de Skandia, asegura que 'el caso del Banco Santander que vendió sus activos en Colombia a la banca chilena y el del Bbva que piensa hacerlo con su negocio de pensiones es un ejemplo del impacto en el sector. Aunque se ha dicho que no tiene necesidades de liquidez fuertes, hay cierto recelo o prevención con estos bancos porque el riesgo es mayor'.

Para el jefe de investigaciones económicas de la firma Profesionales de Bolsa, Diego Ochoa, 'el impacto de la crisis por donde más rápido llegará será en una reducción de la liquidez internacional, en la manera en que los bancos traten de incrementar la caja disponible para atender la regulación y exigencias en cada país. Igualmente las empresas deberán recoger caja'.

A su vez, al mirar los títulos de deuda pública o TES, se tiene que estos no han tenido una desvalorización repentina sino que siguen estando seguros. Según el analista de renta fija de Serfinco Daniel Lozano, 'los bonos y las tasas de sus incrementos desde abril, muestran que mientras indicadores extranjeros caen estos instrumentos se han apreciado'.

Por ahora se espera que se llegue a una solución para evitar un desaceleración mayor.

Sube y baja del dólar
El dólar ha sido de los activos que más ha experimentado los impactos de la crisis. La constante volatilidad que ha tenido lo ha ubicado en niveles mayores a los $1.850 con soportes en los $1.760 lo que significa una fluctuación de casi $100 semana tras semana. Según el analista de investigaciones económicas de Skandia, Carlos Corredor, 'el dólar ha mostrado una fortaleza que sorprende gratamente. Entonces se ve una moneda muy estable con unas subidas y bajadas notables, sin embargo, la gente está viendo a Colombia con otros ojos donde las condiciones se ven bastante bien y al final no salen de sus inversiones tan fácilmente'.

Este no solo es un tema de portafolio donde se dejan de comprar o vender ciertos activos sino que es un tema de que las empresas extranjeras quieren entrar al país y lo hacen a través de inversiones en dólares. El flujo de capitales hacia Colombia ha sido una variable que no se ha visto altamente reducida razón por la cual los especialistas creen que si bien el dólar presenta altas volatilidades hay una constante que es que los inversionistas extranjeros siguen creyendo en el país y en sus potenciales de crecimiento.

Igbc, aún en positivo
El mercado accionario ha sufrido fuertes desvalorizaciones. A comienzo de año la economía local hizo que el mercado lograra estar más blindado que otros de la región, sin embargo, de un tiempo para acá la exposición a los mercados internacionales y la correlación con las bolsas del mundo ha llevado al Igbc a tener una tendencia bajista. Lo que parecía ser un exitoso 2012, después de los primeros cuatro meses empezó a desdibujarse y el optimismo inicial perdió fuerza. Si bien en tan sólo tres meses la BVC, logró recuperar las pérdidas de 2011 y llegó a una valorización de 20,08% el 2 de marzo a 15.209,56 unidades, la tendencia alcista no logró mantenerse, y en mayo el comportamiento se volcó a una desaceleración importante.

Cuando la aversión al riesgo aumenta el comportamiento natural de los inversionistas es que quieran salir de sus activos riesgosos como las acciones. Además de esto, el precio del petróleo WTI, de referencia para al región ha tenido un importante impacto, toda vez que las acciones más líquidas de la bolsa local son las petroleras y éstas se han desvalorizado a la par con lo que el precio del crudo ha disminuido. Este ha sido un duro golpe para la bolsa de valores.

Banca local estable
Lo primero que se ve con la crisis es que los bancos tratan de incrementar la caja disponible para atender la regulación y las exigencias de los entes de vigilancia. De igual forma, las empresas deberán recoger caja con el fin de no quedarse endeudados y no poder salir de la crisis. 'En un escenario así, se encarecen los fondeos en el mercado de capitales internacionales y esto dificulta la refinanciación de créditos extranjeros y tendrán que pagar los créditos', afirma el jefe de investigaciones económicas de Profesionales de Bolsa Diego Ochoa.

Cuando hay crisis, los bancos suelen ser de los más afectados ya que los consumidores pierden confianza en ellos y dejan de consumir no sólo productos financieros sino productos de la economía como un todo, esto hace que se disminuya el otorgamiento de créditos y que la banca entre en una crisis peor. Del lado de los bancos europeos con operación en Colombia se tiene que el Banco Santander vendió sus activos en Colombia y que el Bbva está pensando en salir de sus activos pensionales en la región. Por ahora la banca no se ha afectado notablemente pero no se descarta que pueda haber una implicación mayor si no hay una solución.

TES siguen seguros
Los TES o títulos de deuda del Gobierno son activos de los que la gente sale en momentos de crisis, pero en el caso de los TES colombianos los mayores tenedores de son los nacionales como los bancos y los agentes institucionales, como los fondos de pensiones, lo que hace estos títulos estén más seguros. Por su naturaleza este tipo de bonos son los más seguros que hay internamente, y están indexados a variables como la inflación y otros datos que en la economía local se han mantenido estables y por ende han dado buenos resultados.

Según Daniel Lozano, analista de renta fija de Serfinco, 'los bonos y las tasas de los incrementos desde abril han tenido un buen comportamiento. Mientras otros indicadores como el Standard & Poor`s cae estos instrumentos se han apreciado, en mayo bajaron un poco pero la tendencia ha cambiado'. Los TES siguen estando seguros mientras la situación se mantenga estable o con miras a una recuperación. Los analistas aseguran que estos papeles tanto con Colombia como en Estados Unidos son un instrumento refugio que tiene un gran atractivo para los inversionistas que quieren cubrirse de las volatilidades del mercado.

Precio del petróleo afectará al mercado
El precio del petróleo WTI es una de las variables más importantes del mercado colombiano. El descenso en la cotización del crudo ha llevado a grandes pérdidas sobre todo en las acciones petroleras las cuales el día de ayer cerraron en negativo. Expertos aseguran que Colombia está dependiendo de esta variable en gran parte, razón por la cual este descenso podría repercutir en el balance de exportaciones. Además, unos menores precios del petróleo afectarán directamente los resultados de las compañías petroleras especialmente la de Ecopetrol que es la más cercana a los consumidores.

TEMAS


Dólar