‘A los extranjeros no les quedará fácil competir’, dicen los fundadores del Grupo Frisby

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Alfredo Hoyos y su esposa, Liliana Restrepo, buscaron hace 35 años, en un pequeño local en el centro de Pereira, hacer la pizza más famosa de la ciudad. Arrancaron con no más de seis empleos, y aunque hoy es el pollo frito apanado lo que los hace diferentes, la firma de esta pareja cuenta con más de 170 puntos en el territorio nacional que generan 2.000 empleos.

Ellos son los fundadores del Grupo Frisby, la cadena de restaurantes, con sede principal en Dosquebradas, que luego de más de tres décadas de labores, dijo su fundador, no ha pensado vender pese a los `coqueteos` y propuestas que ha recibido de multinacionales que quieren llegar a Colombia, aprovechando el TLC con los Estados Unidos.

'Tenemos una cultura corporativa de mucho sentido de pertenencia y es muy difícil que una multinacional pueda reproducirla como la que tiene Frisby', agregó Hoyos.

LR tuvo la oportunidad de hablar con este empresario, de hablar pausado y de palabras cortas y certeras.

¿Están preparados para enfrentar el TLC con EE.UU.?
Las cadenas colombianas de comidas llevan mucho tiempo mejorando y poniéndose a la altura de las mejores del mundo. Son muy fuertes. Entonces a la competencia le va a quedar difícil conquistar el mercado porque se va a encontrar con empresas de gran calidad. Frisby, por ejemplo, tiene calidad y estándares altos y las firmas extranjeras de pollo que lleguen van a tener dificultades.

¿Y ha sentido la competencia?
Estas empresas lo que han tratado de hacer es adquirir compañías colombianas para comprar el mercado. Pero depende de cada empresario que les quiera vender o no.

¿Usted ha recibido ofertas?
Sí. Hemos recibido varias ofertas de multinacionales que han querido comprar a Frisby, pero no estamos interesados en vender.

¿Y qué tipo de empresas son?
Son los fondos de inversión. Están comprando muchas empresas de restaurantes. En Estados Unidos ya casi todas estas firmas pertenecen a los fondos y ellos han llegado a Colombia a comprar empresas de muchas clases de comida y de cualquier tipo.

¿Cuál es el mayor problema en su segmento?
En Colombia hay mucha informalidad y competencia desleal. Hay empresas muy grandes que no pagan impuestos, ni prestaciones, ni cumplen con las leyes. El Gobierno debe preocuparse más por formalizar la economía.

¿Cuánto puede mover la informalidad?
Más o menos 60% del mercado. El que no cumple con nada puede vender más barato, pero a su vez no puede garantizar la calidad que tenemos las empresas profesionales.

¿Es un inconveniente para competir?
Es un problema para todo tipo de industria.

¿Qué oportunidades ve con el TLC?
Va haber más oferta de materia prima y eso es una oportunidad.

¿Qué le pide al Gobierno para enfrentar el tratado comercial?
Debe enfocarse en ayudarle más a las empresas que cumplen la ley, porque muchas veces los funcionarios públicos se dedican a atormentarle la vida a las firmas legalmente establecidas, cuando hay que atacar a los que no cumplen con las leyes.

¿Cuándo Frisby va a empezar oficialmente a expandirse en el exterior?
Tenemos dos puntos de venta en Caracas. Pero todavía no hemos pensado en ir a otros países porque aún hay mucho espacio en Colombia para crecer.

No piensa vender a Frisby ¿hay una segunda generación que tome las riendas de la firma?
Sí. Los descendientes están muy vinculados a la empresa.

El pollo fue más popular que la pizza para los clientes
Frisby fue fundado en 1977 como pizzería, pero tras introducir el pollo (apanado bajo una fórmula única), Alfredo Hoyos aseguró que este 'se volvió más famoso que la pizza'. 'Siempre soñé con tener una gran empresa. Vengo de familia de empresarios. Mi padre lo fue y fue uno de los pioneros de la avicultura. Él fundó el primer almacén por secciones que hubo en Pereira (Almacén Real) y luego se lo vendió al Ley', señaló. Hoy, el sueño de Hoyos está más que cumplido, porque Frisby no solo es uno de los `pesos pesados` en el segmento de cadenas de restaurantes, sino que innovó con el desarrollo de multimarcas. Además de Frisby, la empresa opera Sarku Japan y Cinnabon.

La opinión

Santiago Ángel
Gerente de la Andi Risaralda-Quindío

'Empresas como Frisby se han anticipado a las tendencias de globalización y han traído franquicias, innovando en su propuesta de valor'.