Afidro dice que el recobro al Fosyga se confunde con el precio de laboratorios

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Con casos como el de Saludcoop, la EPS que hizo recobros al Fosyga hasta por nueve veces su valor real, el presidente ejecutivo de Afidro, Francisco de Paula Gómez, aseguró que en el sistema de salud pública se está confundiendo el valor de los recobros con el precio de los medicamentos que fijan los laboratorios farmacéuticos.

Explicó que en el mercado institucional de la venta de medicamentos, el cual mueve entre $3 billones y $3,5 billones, hay un proceso de intermediación en la que se va aumentando el precio de la medicina a medida que el producto pasa a un nuevo actor en la cadena de comercialización.'El precio inicial o ex-fábrica de un medicamento es aquel al cual el laboratorio lo vende (al por mayor) al siguiente eslabón de la cadena, usualmente un gran distribuidor. A partir de allí, el precio del producto se va incrementando con cada nuevo agente que intervenga en su distribución, almacenamiento o distribuidor especializado, operador logístico, cooperativa de hospitales, IPS o EPS', explicó Gómez.

El vocero agregó que además de que se confunde el valor de la intermediación con la fijación de precios de los laboratorios, el monto total de los recobros de 2010 a 2011 bajó considerablemente, pues la cifra pasó de $2,4 billones a $1,8 billones de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud.

'Entre el 80% y el 83% del monto total de 'Recobros No POS' corresponde a medicamentos y el porcentaje restante recae en dispositivos médicos, procedimientos quirúrgicos y exámenes de laboratorio. Entendiendo que los recobros arrastran una sobre-intermediación de precios, que en algunos casos supera el 500%, el valor del mercado de medicamentos a nivel de laboratorios para 2011 se puede estimar en unos $900.000 millones', precisó el presidente ejecutivo de Afidro.

Pero el mercado institucional de medicamentos no solo se compone de los recobros al Fosyga, sino también del régimen contributivo (en el cual aporta el Estado y los 30 millones de afiliados) y el régimen subsidiado (los que tienen Sisben). En ambos casos, Gómez aseguró que el gasto de medicamentos No-POS no supera los $2 billones.

Señaló que en el caso del régimen contributivo, el cual está valorado en aproximadamente $8,8 billones, el pago de medicinas representa un 15% de ese total. Así mismo, puntualizó que en el caso del subsidiado ($7 billones), la proporción alcanza un 16%.