Arturo Calle pidió al Gobierno reducir carga tributaria

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

En un impuesto sobre la renta de 25%, y no de 33% como es el actual, y en una revisión al sistema tributario, insistió ayer el industrial de las confecciones Arturo Calle.

Además, motivó a los empresarios de Risaralda a que hablen, como él lo ha hecho, ante el Gobierno y el nuevo ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, para proponer un cambio en las cargas tributarias aplicadas hoy en el país, porque a su juicio son injustas y motivan la evasión.

En un foro de gerentes organizado por la Cámara de Comercio de Pereira y la Andi seccional Risaralda-Quindío, Calle ratificó, ante el grupo de empresarios asistente, su propuesta de reducir el impuesto de renta y eliminar la retención en la fuente, así el tributo a las ganancias ocasionales y el anticipo sobre el impuesto a la renta, un 75%, sobre lo que se pagará el siguiente año.

'Yo sí quisiera que me trajeran al mejor economista del mundo y, sin que haya un peso de evasión, me diga cómo puedo pagar $1.000 millones de impuesto, más el 75% de anticipo, son $750 millones. ¿Quién tiene los dos cheques? Nadie, por ello a veces sin querer los empresarios y los contribuyentes están bregando cómo pueden acomodar su declaración de renta, su manejo y utilidades porque el negocio no le da para la dos cosas', agregó.

Indicó que para el caso de su empresa solo este año tuvieron alrededor de $5.000 millones de anticipo, y en retención, $3.000 millones. A esto agregó que no tiene por qué existir el 4 por mil y no está de acuerdo con el IVA a los bienes de capital importados, lo que ve como un castigo para el empresario que busca ser más productivo y desarrollar las fábricas.

Calle se mostró contrario a la iniciativa dentro de la reforma tributaria, que pretende pasar el Gobierno, de aplicar un impuesto sobre las utilidades repartidas a los socios, coincidiendo con muchos que es una doble tributación. Así mismo, consideró que los impuestos departamentales deben ser deducibles, entre ellos, la publicidad exterior visual, que estima es un gasto y no una utilidad.

'No soy partidario de la evasión pero tampoco que con ciertas normas el Estado propicie que las empresas se acaben. El día en que se haga un sistema tributario justo, el Gobierno puede construir más cárceles para los evasores, porque ese día podemos cancelar los impuestos justos y pagables', subrayó.

Calle indicó que el mismo Gobierno reconoce que hay errores en el sistema tributario que deben ser modificados, pero insiste en que si no hay presión de muchos empresarios, el Estado demora esas normas que corrigen los errores.

'En eso, los empresarios y las entidades que los representan son responsables de hacerle ver al Ejecutivo de que si no se corrige esta situación seguiremos siendo un país de evasores. Este es un Gobierno que escucha, pero si no hablamos es imposible', puntualizó. El empresario indicó que con el nuevo Ministro de Hacienda va a seguir insistiendo en la necesidad de cambiar el sistema tributario.

Conservar el empleo
También sostuvo que hay que preservar el empleo generado en Colombia, como por ejemplo, exigiendo que un buen porcentaje de lo que se venda en el país sea producido aquí, si a la luz de los tratados comerciales esto puede permitirse. 'Pereira era tal vez la segunda ciudad del país más grande en confecciones. Hoy, el 98% de las mujeres de los estratos 1 y 2 no saben qué es coser. Se perdió esa mano de obra calificada y se pierden también esos conocimientos', puntualizó.

Por otro lado, el empresario Arturo Calle confirmó en Pereira que instalará en la Zona Franca Internacional con una bodega de unos 10.000 metros cuadrados para empezar desde allí todas las operaciones logísticas de distribución y acopio de productos. No reveló el monto de la inversión y solo dijo que espera empezar operaciones en seis o siete meses. Esto entraría a apoyar la estrategia de exportación que la firma iniciará por Panamá a partir de noviembre.

Relevo generacional en la firma textil
Tras permanecer por años bajo la figura de persona natural, la firma Arturo Calle ahora es una sociedad que encabezan los herederos de este empresario. Según señaló el directivo, desde el 1° de febrero la empresa es una SAS (sociedad por acciones amplificadas) y las riendas la tienen sus hijos, con la ayuda de él como fundador. 'Como persona natural soy el que más ha pagado impuestos en el país', señaló. El industrial dijo en Risaralda, durante un foro de gerentes, que deben tener paciencia para ver crecer sus firmas, pagar los impuestos e invertir en las propias industrias y no gastar el dinero.