BMW diseña su propia cápsula de pasajeros para Hyperloop

La cápsula nace con el objetivo de ofrecer todas las comodidades posibles a los viajeros

Expansión

El futurista prototipo de la compañía trata de compensar la falta de ventanas creando un espacio confortable que los pasajeros podrán adaptar a sus gustos.

La carrera para subirse al que podría ser el transporte del futuro, el supersónico Hyperloop ideado por Elon Musk, ha sumado un nuevo competidor esta semana: el fabricante de automóviles alemán BMW.

La subsidiaria de la compañía, BMW Designwork, se ha unido a Virgin Hyperloop One, una de las firmas que se encuentra desarrollando este sistema -de la forma parte el magnate británico Richard Branson- y a la Autoridad de Carreteras y Transportes (RTA) de Dubái para diseñar las cápsulas o ‘pods’ que llevarán de un lado a otro a los pasajeros a más de mil kilómetros por hora cuando la idea del fundador de Tesla, por sin, se lleve a la práctica.

El resultado de su colaboración se ha dado a conocer este jueves con motivo del UAE Innovation Month 2018, evento organizado por los Emiratos Árabes Unidos en el que se han presentado los últimos adelantos tecnológicos que definirán el futuro del país asiático.

La cápsula, que aúna un diseño futurista y los tradicionales patrones árabes, nace con el objetivo de ofrecer todas las comodidades posibles a los viajeros, teniendo siempre en cuenta dos factores: que carece de ventanas y que la velocidad de Hyperloop les obligará a permanecer sentados durante el trayecto.

Así las cosas, se ha buscado potenciar el confort con asientos calefactables con regulación individual de temperatura, pantallas de entretenimiento a bordo para cada pasajero e iluminación ajustable, opciones que facilitan la creación de un espacio personalizado.

Si todo sale según lo previsto, Virgin Hyperloop One será la encargada de unir en 2021 las ciudades de Dubái y Abu Dabi, separadas por 160 kilómetros de desierto, en apenas 12 minutos. A principios de este mes, la firma realizó una prueba de su sistema en la que los ‘pods’ superaron los 386 kilómetros por hora, un tercio de la velocidad que dentro de apenas tres años se espera alcanzar.

Mercancías ultrarrápidas
Además de la colaboración con BMW Desingworks, Virgin Hyperloop One International ha firmado esta semana un acuerdo con el operador portuario Dubai Ports World para trabajar juntos en un Hyperloop especialmente enfocado en el transporte de mercancías. La misión de este proyecto, bautizado como DP World Cargospeed, es rebajar al máximo los tiempos y costes de entrega de cualquier tipo de productos. “Podría revolucionar la logística, incentivar la economía de muchas regiones”, han destacado ambas empresas.

TEMAS


BMW - Viajes - Turismo - Transporte