Cajas de compensación quieren salir del negocio de la salud por falta de recursos

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Luego de que Colsubsidios anunciara la semana pasada que no continuará prestando servicios de salud en la capital del país, aludiendo la falta de recursos para mantener el régimen subsidiado, Comfama, entidad con sede en Medellín, se sumó a la caja de compensación bogotana y también se saldrá de este negocio. Con ello, aumenta el número de usuarios que deberán ser trasladados a otras EPS para continuar con sus afiliaciones.

Si bien este tipo de empresas cuenta con una buena parte de recursos públicos, no hay una normatividad que les impida retirarse de esta actividad.

A pesar de que durante la última semana el gobierno anunció que realizará una inversión mensual de $120.000 millones para la unificación del POS (Plan Obligatorio de Salud), se estima que la Nación aún debe aumentar los recursos si desea subsanar la crisis del sector.

De acuerdo con Jaime Arias, director general de Acemi, “es lamentable la decisión que estas entidades están tomando, porque se suman al caso de  Santander, Cundinamarca y ahora Antioquia. A pesar de la inversión  que el gobierno anunció, se necesitan otros $80 mil millones para la crisis del régimen subsidiado”.

Las cajas de compensación tienen dentro de su labor social la prestación del servicio de salud, sin embargo, las constantes pérdidas les han hecho replantear el negocio-

Aunque hasta el momento Comfama no ha emitido un pronunciamiento oficial sobre la decisión, la Secretaría de Salud de Medellín manifestó que la empresa dejará de prestar sus servicios como EPS independiente y formará parte de “La Alianza”, una propuesta a través de la cual la entidad prestadora de salud, la gobernación local y la alcaldía mantendrán el servicio médico a más de 1.400.000 personas que se encuentran afiliadas a la fecha. 

Frente al tema, Alberto Aristizábal, subsecretario de aseguramiento de Medellín, manifestó que “desde hace cuatro meses Comfama viene agotando un proceso formal de retiro del servicio de salud, luego de que anunciara su retiro”.

Asimismo, Aristizabal dijo que cuando la  empresa anunció por primera vez su retiro, declaró estar en un periodo “recurrente de pérdidas que se volvió insostenible para garantizar el servicio de salud al régimen subsidiado”.  Dijo que los recursos  del gobierno no son suficientes para  mantener al sistema.

Comfenalco de Medellín también se retiró

La historia del retiro de las empresas del sector salud viene dejando sus huellas en Medellín. En los últimos dos años,  Cafesalud y Comfenalco también se vieron obligadas a terminar su atención médica por falta de flujo en los recursos nacionales para el servicio de salud y de la insostenibilidad financiera. Y cabe recordar que Cafam, aunque en la actualidad atiende a 45 municipios de Cundinamarca, retiró su atención médica en Bogotá desde hace cinco años.

La opinión

Jaime Arias

Director general de Acemi

“A pesar de la inversión de $120.000 millones mensuales que el gobierno anunció, se necesitan otros $80.000 millones para salir de la crisis”

TEMAS


Salud