Carvajal negó la venta de su filial Pulpa y Papel

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

En un comunicado publicado a través del portal web de la Superintendencia Financiera, el grupo Carvajal negó que su filial Pulpa y Papel S.A., conocida anteriormente como Propal, haya pasado a manos extranjeras, tal como ayer lo informaron algunos medios de comunicación y se rumoró también en el sector privado.

“En el evento de realizarse alguna inversión o desinversión, la misma será debidamente reportada a través de los medios establecidos en la normatividad colombiana”, informó el conglomerado empresarial que actualmente dirige Ricardo Obregón.

Son pocos los detalles que se conocen sobre esta posible movida empresarial, la cual no resulta imposible ante la estrategia de Carvajal de salir de ciertas unidades de negocios para concentrarse en el mercado de los empaques. No obstante, lo que LR conoció de manera extraoficial es que los interesados en este negocio pueden ser la chilena la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (Cmpc) y la brasileña Suzano, la cual tiene más de 80 años de experiencia en el negocio del papel, la pulpa y las energías renovables.

Lo que se rumora es que ambas empresas estarían pujando por el control de una de las filiales más importantes de Carvajal, que al cierre de 2011 facturó US$305 millones, posee 1.700 trabajadores aproximadamente, opera con dos plantas en Colombia e invirtió en el último año fiscal una suma de US$16 millones.

¿Quiénes son los interesados?

La empresa que más suena en este negocio es la chilena Cmpc, cuyo grupo opera en Colombia desde 2008, año en el que adquirió a Drypers Andina, una firma con 10 años de presencia en el nicho de pañales. Al igual que la compañía de origen brasileño, el Grupo Cmpc cuenta con 85 años de experiencia dentro de los negocios de papel, forestal y celulosa. Poseen en total 9.000 empleados y funcionan bajo el mismo esquema de filiales de Carvajal, a través de cinco empresas: Forestal Mininco, Cmpc Celulosa, Cmpc Papeles, Cmpc Tissue y Cmpc Productos de Papel.

LR llamó a la sede principal de este consorcio en Santiago de Chile, con el fin de confirmar si tenían interés o estaban en negociaciones para comprar Carvajal Pulpa y Papel, pero sus directivos no se encontraban en las oficinas. La competencia de esta firma chilena, cuyos ingresos en 2011 fueron de US$1.200 millones, es uno de los grupos empresariales brasileños más tradicionales en ese país. Suzano, también metido en el mercado del procesamiento de la madera de los árboles, registró un volumen de venta al cierre del año pasado de 3,1 millones de toneladas.

Esta compañía también posee actividad empresarial en otras áreas comerciales, como la de seguros y gestión de corretaje de reaseguro y de riesgo, desarrollo de bienes raíces, servicios ambientales de la industria gráfica y comunicación multicanal.

Los movimientos de Carvajal

La empresa colombiana ha venido moviendo sus piezas en el sector para concentrase en una sola actividad empresarial.

Su más reciente decisión en este sentido la ejecutó a través de su filial Assenda, la cual llegó a un acuerdo con la antioqueña Cadena S.A. para la venta de la línea UEN de Valores, dedicada a la elaboración de papeles de seguridad como los cheques, loterías, chance y otros similares. La operación se hizo por US$1,5 millones.

El conglomerado colombiano

La firma Carvajal es un conglomerado empresarial que emplea a 26.000 personas aproximadamente en 15 países y registra operaciones comerciales en siete negocios estratégicos a través de las siguientes filiales llamadas: Carvajal Educación, Carvajal Empaques, Carvajal Espacios, Carvajal Información, Carvajal Pulpa y Papel, Carvajal Soluciones de Comunicación y Carvajal Tecnología y Servicios.

La opinión

Hernán Rodríguez Wilson
Gerente general de Empresas CMPC

“Todos los negocios del Grupo Cmpc son importantes, cada uno tiene su articularidad y buscan proyectar nuestras operaciones en el tiempo”.

TEMAS


Carvajal