La CRC negó el retorno de las cláusulas de permanencia

Fenalco y Avantel advierten que se está condicionando la venta de equipos

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

En 2014 la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) decidió acabar con las cláusulas de permanencia en las ventas de teléfonos móviles, en aras de la libre competencia y la igualdad en el mercado entre operadores, en el que actualmente hay ocho protagonistas: Claro, Movistar, Tigo, Virgin Mobile, Avantel, Éxito, ETB y Uff Móvil.

Cuatro años después, la misma CRC ahora está estudiando una propuesta normativa que, aunque la Comisión asegura es para incentivar el uso de internet móvil, es cuestionada por algunos operadores pues advierten que trae de vuelta precisamente esas cláusulas que ataban a los clientes por cierto tiempo con las empresas.

Para el tercer trimestre del año pasado, había un total de 10,39 millones de abonados a internet móvil (cifra más reciente en el mercado), un dato que aseguran es bajo para el total de usuarios de telefonía móvil que supera los 60 millones de suscriptores. La CRC justifica que para aumentar ese número hay que masificar la llegada de tecnología 4G y eso solo se daría mediante beneficios en los costos de estos equipos con la adquisición de planes de servicio de operación móvil.

Esta movida ha encendido el debate entre las más grandes operadoras y sus competidores emergentes con respecto a si esto es un retorno disfrazado de las cláusulas de permanencia. Recordemos que bajo esta figura un usuario compraba un teléfono móvil atado a un plan, todo esto bajo un tiempo mínimo de permanencia y con los servicios del operador móvil en cuestión.

Lo que busca el proyecto es modificar el artículo 2.1.9.4 del Capítulo I de la Resolución CRC 5050 de 2016, para que: “en caso que el usuario decida adquirir su equipo con el operador, éste podrá financiar o diferir su pago, para lo cual celebrará un contrato independiente al de prestación del servicio”.

LOS CONTRASTES

  • Guillermo BoteroPresidente de Fenalco

    “Ahora quieren una figura más ilegal todavía, que son las ventas atadas (...) Lo que se quiere hacer con esto es reabrir las cláusulas de permanencia que quedaron prohibidas”.


  • Nancy Patricia GutiérrezPresidenta de Asomóvil

    “No se trata de revivir las cláusulas de permanencia porque no hay obligación de mantenerse con el prestador de servicio. El usuario puede irse cuando quiera”.

Frente a esta afirmación, la CRC enfatizó que las cláusulas de permanencia están prohibidas y que esta modificación no se trata de la reapertura de las mismas. Mediante un comunicado, la organización dijo que no existe una venta atada, puesto que es permitido ofrecer de manera conjunta bienes y servicios, siempre y cuando los usuarios puedan adquirir individualmente cada uno de ellos.

Sobre este punto, el proyecto, que busca cambiar la normatización, aclara que “en ningún caso el operador puede condicionar la celebración del contrato de prestación de servicios a la venta de equipos terminales móviles, salvo que se trate de equipos que cuenten con tecnología 4G o alguna superior; sin embargo, estos condicionamientos no pueden de ninguna manera limitar la libre elección del usuario”.

Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil, organización que representa a Claro, Movistar y Tigo, también comentó que no se trata de un retorno de las cláusulas de permanencia en la medida en que el usuario no queda obligado a permanecer con el prestador del servicio tras la compra del teléfono. “La CRC exige que el usuario tenga libertad para comprar un equipo que le permita acceder a todos los beneficios de internet a mejor precio”, puntualizó.

Sin embargo, esta posición no es unificada por parte de los operadores. Ignacio Román, CEO de Avantel, mostró su preocupación en la medida. “Lo que vemos es una presión por parte de algunos operadores por intentar volver a fases del mercado que ya están superadas, con lo que se permitió un mercado más libre a los usuarios”. Agregó que la expansión del internet móvil no está relacionada con la masificación del uso de 4G y que no existe ralentización de su crecimiento en el país.

A este concepto se suma el congresista del Partido Conservador, David Barguil, quien ejemplificó que “en las zonas rurales la cobertura de internet sigue siendo muy baja y eso no se soluciona obligando a comprar a todo el mundo 4G”.

Julián Osorio, gerente de Producto de Kalley, explicó que hoy los usuarios sí pueden acceder a telefonía móvil con conectividad 4G a costos razonables.

El plazo para presentar reparos a la norma vencía mañana, pero se solicitaron 10 días de prórroga para preparar un documento con argumentos que desmonten la relación entre causa y efecto en la que se basa la posible implementación del proyecto.

Así se reparte la torta de usuarios
De acuerdo con cifras del Ministerio de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones, las empresas Claro, Movistar y Tigo, pertenecientes a Asomóvil, abarcan 89,49% del total de usuarios de telefonía móvil, sector que para el tercer trimestre de 2017, última medición oficial, contaba con una penetración en el mercado de 123,3%, con un total de más de 60,78 millones de abonados. En el resto del mercado, Virgin Mobile cuenta con una participación de 4,54%; y Avantel, con 2,99%.

TEMAS


CRC - Comunicaciones - Telefonía - Colombia - Claro - TigoUne - Movistar