Con Gas Natural, EPM quiere entrar a Bogotá y tener 40% del negocio de distribución

La operación está valorada en US$596 millones

Lina María Guevara Benavides

Luego de que la Superintendencia Financiera condicionara, al cierre del año pasado, la intención del fondo canadiense Brookfield de hacerse con la mayoría de las acciones de Gas Natural ESP, teniendo en cuenta que toda compañía listada en bolsa que desee comprar o vender una participación debe realizar una Oferta Pública de Acciones (OPA), con el objetivo de garantizar la “libre concurrencia al mercado de valores a los demás accionistas”, EPM anunció que también le interesaba el negocio.

Desde entonces, tanto Brookfield como EPM, tuvieron que esperar a que la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) diera vía libre a esta posible negociación, para evitar que exista un monopolio como consecuencia de la transacción.

La respuesta se dio el pasado miércoles, cuando la SIC avaló que ambas compañías participen en la OPA por Gas Natural, que se dará a mitad de año. Jorge Londoño De La Cuesta, gerente general de EPM, explicó por qué el negocio resulta interesante y celebró la decisión de la Superindustria.

¿La decisión que emitió la SIC da tranquilidad para el desarrollo del negocio?
Indudablemente. Ya es bastante positivo para el mercado de valores que varios actores puedan ir a la OPA, y si somos más de dos, mucho mejor.

¿Por qué la operación de Gas Natural es atractiva para EPM?
Es muy importante para la estrategia de diversificar el portafolio, tanto en productos como geografía. Primero, porque EPM tiene cerca de 11% del mercado de gas a nivel nacional y creemos que es saludable robustecer esa participación. Otro tema es que desde hace muchos años EPM ha tenido la ambición de estar en Bogotá (que es el mercado más importante del país). Y finalmente, Gas Natural es una empresa con un apalancamiento financiero muy atractivo, que ya está consolidada y que permitirá generar Ebitda de inmediato, si se quiere.

Con ese negocio, ¿qué estarían adquiriendo?
Gas Natural tiene operaciones en Bogotá, algunas zonas de Cundinamarca, Boyacá y Santander. Estamos hablando de entre ocho y nueve millones de usuarios.

De lograr el negocio, ¿en qué porcentaje aumentaría esa participación?
Estimamos que, en el mercado de distribución, podría ser del orden de 40%.

Además de Brookfield, ¿con qué otras empresas están compitiendo?
Hasta ahora no tenemos información de otras empresas. Lo que sabemos es que la OPA se daría entre Brookfield y EPM.

EPM tiene 6% de Promioriente y si suma ese 20% de Gas Natural quedaría con 26% de participación. La regulación dice que en una transportadora de gas ningún inversionista puede tener más de 25%, ¿qué pasaría en ese caso?
Esto es para transportadores y EPM no es transportador, por lo tanto, está más relacionado con el Grupo de Energía Bogotá que tiene a TGI.

La operación se ha estimado en US$596 millones, ¿esa es la cifra que tienen calculada?
De momento es la única que se conoce y fue lo que originalmente anunció Brookfield. Sin embargo, cuando se presente la OPA a mediados de este año, veremos de qué tamaño es.

Ustedes ya tienen muy consolidados los negocios de energía y agua, ¿esa adquisición confirma que el mercado de gas natural es su nueva apuesta?
Sí. Indudablemente somos una empresa de servicios públicos y lo importante es que nos mantenemos con ese foco. Simplemente estamos equilibrando y aumentando el portafolio.

Además de esta adquisición, ¿cuáles son los planes de 2018?
El proyecto principal es la entrada en operación de la Hidroeléctrica de Ituango, el proyecto hidroeléctrico más importante del país (representará 16% de la capacidad de generación total). La idea es tener lista la primera unidad, que representa 300 MW, y cada tres o cuatro meses irán entrando las otras hasta completar las ocho unidades.

El otro plan para el tercer trimestre del año es poner en funcionamiento la planta de tratamiento Aguas Claras. Con ella, 75% de las aguas residuales que se generan en Medellín y el Valle de Aburrá, serán tratadas.

¿Cuánto sumarán las inversiones en esos proyectos?
La inversión de la hidroeléctrica de Ituango es de $11,4 billones y de la planta de Aguas Claras es de $1,5 billones.

¿Tienen pensadas nuevas adquisiciones?
Por ahora estamos concentrados en cerrar la operación con Gas Natural y poner en marcha los otros dos proyectos. Esas son las prioridades.

TEMAS


EPM - Energía - Gas natural - Gas Natural Fenosa - acciones