Con planta propia en Bogotá, AzulK se prepara para iniciar exportación en 2013

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Luego de mantener una asociación industrial durante cinco años con Productos Químicos Panamericanos (PQP), la firma AzulK, propiedad de la familia Merino, ayer oficializó su independencia productiva con la inauguración de una planta propia en Bogotá, donde podrán producir hasta 6 toneladas diarias de jabón y detergentes.

En entrevista con LR, Mauricio Vanegas Merino, quien es la cuarta generación al frente de la gerencia general de AzulK, explicó que la meta este año es consolidar toda la cadena operativa del fabricante en el mercado doméstico con el fin de tener el potencial necesario para comenzar en 2013 a exportar principalmente a los mercados de la Comunidad Andina, Centroamérica y sur de la región.

'Invertimos unos US$15 millones en la apertura de un edificio con una altura de siete pisos y en la adquisición de un centro de logística de 14.000 metros cuadrados muy cerca al Aeropuerto Eldorado. Todo esto tiene como propósito fortalecer nuestra operación para ir al mercado internacional', dijo Vanegas Merino.

La estrategia de independizarse del proceso de maquila de PQP también les dará el impulso necesario para aumentar su participación de mercado en el nicho de jabones en polvo a 14%, cifra que actualmente es de 8%. Para lograr esa meta no solo se va a producir más, sino que además se inyectará unos $12.000 millones en actividades de publicidad y mercadeo.

Así mismo, el gerente de AzulK agregó que gracias a esta inversión la compañía incrementará en 10% los $146.000 millones que facturó el año pasado.

Mayor producción para marca AK-1
La capacidad de producción de jabón en polvo de AzulK, con la activación de la nueva planta, se concentrará en su mayoría en la fabricación de la marca AK-1, la cual concentrará un 80% de lo producido. El 20% restante, según lo detalló el gerente general de la compañía, Mauricio Vanegas Merino, se orientará para la segunda marca que tienen en esta categoría de consumo, llamada Deter-K. El vocero destacó que la inversión en dólares que se hizo este año también incluyó la actualización de maquinaria y procesos en las otras líneas de producción que lleva adelante la empresa, como la de lavandería (Azulk-Extra y Superriel) y la de jabones de tocador (Carey y Lak). En la nueva planta, el 60% de los dispositivos y equipos de operación son de tecnología italiana y el 40% restante son de fabricación nacional. Actualmente, la empresa genera 950 empleos directos y con la nueva fábrica se sumaron otros 40.