Con US$15 millones, Alimentos Polar inicia ampliación de planta

La compañía apuesta por el negocio de alimentos para mascotas.

Lina María Guevara Benavides

Una de las empresas venezolanas que saca la cara por su país es Alimentos Polar, un fabricante de alimentos y productos de aseo que en la región funciona con tres plantas ubicadas en Colombia, México y Estados Unidos. Pese a que opera de manera independiente a su casa matriz en Venezuela desde hace 21 años y que el 100% de las utilidades se reinvierten en Colombia, el gerente general de Alimentos Polar Colombia, José Antonio Pulido, indicó sobre la permanencia de la compañía en el país vecino que ellos eran “empresarios y no políticos”.

En Inside LR también destacó la ampliación este año de la planta en Facatativá, la incursión en dos nuevas categorías y el inicio de las exportaciones de alimentos de mascotas.

Alimentos Polar es una compañía de origen venezolano, ¿cómo opera en Colombia?
Alimentos Polar Colombia es una empresa de capital venezolano que opera desde hace 21 años en el país. Empezamos con la compra de un negocio de harina precocida de maíz (Promasa) y desde entonces reinvertimos todas nuestras utilidades aquí. Hubo una inversión inicial de Venezuela, pero la gerencia hoy es autónoma y solo nos apoyamos en prácticas y procesos. La compañía tiene 1.000 personas, de los cuales tres son venezolanos.

Copa Airlines se unió al grupo de empresas que salieron de ese país. Aunque Alimentos Polar es venezolana, ¿es posible que pase algo similar?
No creo. Alimentos Polar es una compañía muy importante en Venezuela, que tiene una gran responsabilidad en el abastecimiento de los productos de la cesta básica. Es una empresa que todos los días se levanta y produce, pese a los obstáculos. Nosotros somos empresarios, no políticos y estamos enfocados en producir con calidad.

¿Están exportando algún producto a Venezuela?
Desde Colombia exportamos, pero hacia otros mercados en el Caribe y Suramérica.

¿Qué productos exportan? y ¿a qué nuevos mercados quisieran llegar este año?
Exportamos harina de maíz precocida a Ecuador, Perú, Panamá, Trinidad, Aruba y Curazao. Por ahora, nos vamos a enfocar en esos mercados. El año pasado dijimos que queríamos vender alimento para mascotas en el exterior. Sin embargo, el mercado colombiano ha crecido tanto que nos hemos enfocado en él. Una vez entren en vigor las inversiones que estamos haciendo en planta, lo haremos.

¿Qué porcentaje de la producción se exporta?
Es pequeño por ese crecimiento del mercado interno. En harina, por ejemplo, producimos 140.000 toneladas, de las que exportamos menos de 10%.

¿Cuánto es el mercado de alimentos para mascotas y qué porcentaje tienen?
Es superior a las 200.000 toneladas por año. Según la firma Nielsen, tenemos por encima de 15% y venimos creciendo a doble dígito.

¿En qué consiste las inversiones en la planta?
Tenemos plantas en México, Estados Unidos y una en Facatativá (Colombia). La manera de lograr eficiencias es concentrarnos en seguir creciendo en Faca, así que estamos triplicando la capacidad de manera escalonada con una inversión que asciende a US$15 millones.

¿Con esa ampliación inicia la exportación de concentrados?
Este mes arranca la ampliación, en la que hemos trabajado el último año. Una vez logremos satisfacer adecuadamente al mercado colombiano, empezaremos con otros.

En 2016 las ventas crecían 20%, ¿cómo les fue en 2017?
Casi llegamos a los $400.000 millones, así que crecimos 15%.

¿La proyección este año es subir ese 15%?
Estamos apuntando a eso, pero es difícil. Todos conocemos que el consumo masivo ha estado golpeado. Las canastas no han crecido y eso pone presión a los fabricantes. A pesar de eso, y sin querer tapar el sol con un dedo, estamos creciendo.

¿Cuál de las categorías es la que más factura?
Tenemos un portafolio balanceado. Además de harinas (que es la principal) producimos avenas (Quaker y Don Pancho); en alimento para perros tenemos Dogourmet y Donkan, para gatos tenemos Don Kat y ¡Oh my gat! y el año pasado incursionamos en detergentes con Las Llaves.

¿Qué participaciones tienen?
Participamos en más de 10 categorías, pero las principales son harinas, donde tenemos más de 50% del mercado y avenas, en la que estamos por encima de 70%. En mascotas tenemos 15% y en detergentes apenas iniciamos.

¿Cuál es el consumo de harina de maíz precocida en el país?
El per cápita anual de harina es como 4 kilos, pero el colombiano come mucha arepa. Los mayores consumidores son los surafricanos con 150 kilos, los venezolanos consumíamos 90 kilos y el colombiano entre harinas y arepas consume 30 kilos.

¿Cuál fue el resultado de las categorías a las que entraron?
Entramos a dos. En alimentos para gatos crecemos a doble dígito y desarrollamos ¡Oh my gat!, pensada para la personalidad de cada gato. En octubre, lanzamos detergente Las Llaves, el único que permite ahorrar en suavizante. Para este año tenemos dos lanzamientos.

¿Serán nuevas categorías o extensión de líneas?
Sí. No podemos decirlas, pero siempre miramos qué es lo que necesita el consumidor y lo unimos con nuestra habilidad.

Siempre se ha hablado del ingreso de Cerveza Polar, ¿lo han evaluado?
No. Este es un mercado maduro y eficiente, en el que no vemos mucha oportunidad.

¿Les pesa la carga tributaria?
Como empresarios buscamos un país con potencial y que mantenga las reglas claras en el tiempo. La carga tributara es alta, pero somos respetuosos.

El Perfil

José Antonio Pulido es ingeniero electrónico de la Universidad Simón Bolívar en Venezuela y tiene un magister en Gerencia Internacional. Se vinculó a Empresas Polar en 2001 como gerente de proyectos especiales, cargo que ocupó hasta 2005 cuando asumió como gerente de una de las plantas de Cervecería Polar. En 2006 fue nombrado director de logística en la cervecería y en 2010 ocupó el mismo cargo en Alimentos Polar. Desde 2011 es el gerente general de Alimentos Polar Colombia.

TEMAS


Alimentos Polar - Alimentos y bebidas - Industria - Producción - Venezuela