Consultorio de Jorge Cortés

¿Cada cuánto tiempo hay que cambiarle el filtro de aire y el filtro de gasolina a un automóvil? ¿Si uno se pasa del tiempo promedio para hacer el cambio correcto se puede generar alguna falla mecánica? ¿Cuál es la función vital de estos filtros?
Carolina Rodríguez, B/manga

Las normas generales de fabricantes de autos y elementos filtrantes dicen que lo ortodoxo es hacer el cambio del filtro de aceite cada vez que se cambia el aceite. En el caso del filtro de aire, se debe hacer cada 20.000 kilómetros si está en ciudad o cada 10.000 kilómetros si se transita por vías polvorientas. Sin embargo, hoy día existen aceites sintéticos de larga duración, los cuales pueden durar hasta 20.000 kilómetros. Para estos, es recomendable cambiar el filtro cada 10.000 kms y, naturalmente, efectuar el respectivo relleno durante todo el período. Si se cambia solo el aceite, sin el filtro, es un error pues contaminamos el aceite nuevo de impurezas que retiene el filtro y se puede hasta llegar a tener problemas de falta de caudal y presión en las líneas de lubricación general del motor. Con respecto al filtro del aire, recordemos que el motor es una máquina de quemar aire (14,7 veces de aire por una de combustible). Por lo tanto, para un resultado positivo del motor se requiere un buen caudal de aire con un filtro destapado. Ojo, nunca sople el filtro del aire para limpiarlo, pues perfora la membrana del elemento filtrante. Solamente, sacúdalo si es necesario.
 

Tengo un Renault Twingo y cuando giro a la izquierda siento un ruido que suena como una 'matraca'. Me han dicho que el problema puede ser de los soportes de los amortiguadores. ¿Es cierto? ¿Se le puede atribuir el sonido a otra factor?
Juan Carlos Roa, Bogotá

A distancia y sin escuchar el ruido no es fácil hacer un diagnóstico preciso. Pueden ser varias cosas. Si alguno de los guardapolvos del eje izquierdo se rompió, entonces perdió la grasa de lubricación y esta es la razón del ruido. Además, al estar roto, se entra el agua y el polvo acelerando el deterioro de la junta homocinética. Otros problemas pueden ser el rodamiento superior del amortiguador o hasta el amortiguador estallado y que puede estar causando la molestia. También piezas de la suspensión, como bujes, rotulas o terminales pueden ser los causantes. No sobra revisar que el puente esté debidamente apretado y de igual forma el que no se esté presentando una fisura en el sub chasis.