Consultorio de Jorge Cortés

Tengo un Chevrolet Aveo Emotion, modelo 2012. El pasado sábado iba por la calle conduciendo a 60 Km/h y un vehículo viejo me llevó toda la parte del vehículo donde está el motor. Con el seguro, llevé el carro al concesionario y primero me dijeron que era mejor darlo como pérdida.

Como tenía que pagar un deducicle de $6 millones, que es mucho, entonces me dijeron que lo arreglaban. ¿Qué tan seguro puedo quedar cuando el motor se ha dañado de esa forma y lo arregla el taller del concesionario? ¿Alguna pieza mecánica puede quedar fallando?
Fabián Cuervo-Bogotá

Por la cautiva del deducible se presume que definitivamente el golpe fue muy fuerte. Sin embargo, es importante comentar que carros con rango de precio menor a $50 millones tienden a irse con facilidad a pérdida total por el alto costo de las piezas comprometidas con la seguridad pasiva y activa, que por lo general son de alto precio. Ejemplos de esto son el Air Bag o los cinturones de seguridad. Como éstas, hay muchas piezas que es obligatorio cambiar en siniestros grandes y que al final no afectan estructuralmente el carro. Lo que se debe tener en cuenta es el recurso técnico donde se realice la reparación, que si es en un concesionario de la marca va a la fija, pues los operarios están capacitados y tiene la experiencia para dejar el carro como nuevo. Para darle un poco de tranquilidad, le comento que el carro antes de ser ensamblado viene en piezas o por partes, las cuales se repetirán o cortan técnicamente y se re-ensambla todo como en la fábrica. Me reafirmo en que la oportunidad es más por el tema de costos, que por el hecho de que el carro no quede bien.

Tengo una Toyota Prado de las viejas y creo que no tiene control de descenso, como lo tienen ahora los nuevos todo terrenos. ¿Es posible instalarle ese sistema o se necesita un computador? ¿Se altera alguna parte eléctrica o algo así? ¿Es malo hacerlo?
Francisco Solórzano-Cúcuta

La verdad no tengo la experiencia de haber hecho este tipo de injertos. Lo que sí sé es que generalmente sale más caro ponerse a realizar este tipo de trabajos, que lo que le puede costar cambiar su modelo Prado por otro más nuevo, que sí tenga el control de descenso. Este tipo de mejoras generalmente vienen con el paquete completo. Me refiero a que la caja debe tener internamente el mecanismo mecánico comandado por el sistema electrónico para realizar este tipo de ventajas. Naturalmente, tiene que pensar en el computador, instalación eléctrica, sensores y muchísimos elementos que van encareciendo el trabajo y que no ofrecen valor agregado al momento de vender su carro.