Consultorio de Jorge Cortés

.

¿Cuál es la diferencia entre las bujías calientes y las frías. ¿Por qué las llaman así? ¿Cómo es su funcionamiento? ¿Cómo afectan al funcionamiento del motor?
Gerardo Monsalve-Bogotá

Pregunta muy interesante y que nunca habían hecho. La definición depende de la cantidad de porcelana que tenga la bujía. Efectivamente, hay bujías calientes, que son las que tienen el aislador o la porcelana más larga en la zona que va dentro de la cámara de combustión. En las frías, esta es más corta o de menor volumen. La caliente, al ser mayor la cantidad de porcelana concentrada alrededor del electrodo, hace que la cantidad de calor expuesto dentro de la cámara sea mayor. Esto permite asegurar que todas las partículas de aire/combustible se quemen. En la fría, es más baja la cantidad de porcelana, produciendo menor oportunidad de calor y generando la posibilidad de que algunas partículas queden sin quemar. Como la combustión es mas rápida, naturalmente, también se genera menor cantidad de calor haciendo que la culata trabaje a más baja temperatura. Al ojo, electrodo y porcelana largos significan bujía caliente; y electrodo y porcelana cortos o consumida dentro de la bujía, significa fría. El grado térmico depende de la forma de la cámara, la compresión, el tiempo de encendido y otros elementos que define el fabricante. En motores desgastados o en altitudes como Bogotá se recomienda un grado térmico más alto.

Llevo más de 25.0000 km con mi carro Hyundai Accent 1.300 de 2002. El carro, que es de inyección, siempre me ha funcionado como un ´relojito´. Ha pasado todas las revisiones tecnico-mecánicas, nunca he visto que bota humo y tampoco consume, pero me preocupa que nunca lo he llevado a la sincronización. ¿Cómo puedo saber que al carro le hace falta la sincronización si pasa la revisión?
Karol Matías-Bogotá

La respuesta es más preventiva que subjetiva. La sincronización o puesta a punto, está más relacionada con la recomendación del fabricante y no con el tener que descubrir o analizar que algo esté mal. El mantenimiento preventivo es lo más indicado en una máquina y en el caso particular va de la mano de muchas cosas, como por ejemplo, evitar mayores consumos y en su defecto mayor contaminación ambiental, así el usuario crea que todo marcha correctamente dentro del motor. Por lo general, se hace el cambio de filtro de aire y gasolina recomendado o se debe hacer cada 20.000 kilómetros aproximadamente. Las bujías pueden durar tentativamente 40.000 y el lavado preventivo de inyectores cada 30.000. Con respecto a estos últimos, también es bueno desmontarlos y lavarlos con ultrasonido cada 50.000.