Consultorio de Jorge Cortés viernes 9 de diciembre

Jorge Cortés - automotores@larepublica.com.co

Tengo un automóvil  Fiat 2005, que tiene buen rendimiento y desempeño.  Hace 6 meses  observo que al salir de la ciudad, viajes de más de 500 kilómetros, el aceite del motor prácticamente se desaparece, pues al medir con la varilla, ésta sale seca. El vehículo no bota humo, no pierde fuerza ni tiene problemas de encendido; tampoco se recalienta. ¿Qué está ocasionando la pérdida del aceite? ¿Será de  anillar o reparar el motor?

Anita de Sánchez

Lo primero que debe hacer es realizar una prueba de fugas del motor, que no es lo mismo que tomar la compresión. La prueba consiste en  inflar cada cilindro con presión de aire para determinar si existen fugas; de haberlas se debe determinar el daño, ya sea en los cilindros o en las válvulas. El dispositivo que realiza esta operación, mide el porcentaje de perdida de cada cilindro: si pierde entre el 6 y el 8%, es normal para un motor de poco kilometraje; si es alrededor del 14 al 16%, está dentro de los parámetros de un motor usado, pero si esta por encima del 18%, muy seguramente se tenga que reparar. En ciudad, como se conduce a bajas revoluciones, muchas veces no se percibe consumo. Cuando lo hay en carretera, como en su caso, generalmente son los retenedores o cauchos de las válvulas, así el porcentaje de pérdidas esté correcto. Esto sucede porque en carretera se trabaja a mayor número de revoluciones o se aprovecha la compresión en bajada. Por otro lado, no recomiendo anillar un motor, ya que ese tipo de reparación no tiene mayor duración y en el corto plazo tendría que cambiar el kit competo.