Continúa el reacomodo en el negocio de los medios de comunicación locales

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

Esta semana, el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, anunció que su participación accionaria en Casa Editorial El Tiempo llegará al ciento por ciento, lo que significa que el empresario llegó a un acuerdo con los accionistas minoritarios que quedaban en la compañía, que alguna vez fue de la familia Santos.

De acuerdo con la información oficial emitida por la Organización Luis Carlos Sarmiento Angulo, una primera fase de negociaciones se dio con la familia Espinosa, encabezada por Abdón Espinosa Valderrama y cuya transferencia será inmediata. Por otra parte, los herederos de Hernando Santos, lo harán en un par de meses.

A esta noticia se suman los fuertes rumores de la venta de los activos del Grupo Prisa en América Latina, lo que incluiría las operaciones de Caracol Radio. A pesar de que en conversaciones con LR, el presidente de esta cadena, Ricardo Alarcon, negó que ya se hubiera cerrado un negocio con Televisa, se habla que el grupo mexicano estaría muy interesado en cerrar la compra de la cadena radial más grande del país.

Sin embargo, este no es el único conglomerado que está en la lista de los interesados. Se dice que el Grupo Santo Domingo podría recomprar estos activos y fortalecer su operación en este segmento, donde hoy cuentan con empresas como El Espectador y Caracol Televisión.

Estas operaciones ratifican el interés de los grandes grupos empresariales de mantener el poder mediático como hasta ahora lo ha hecho el magnate Carlos Ardila Lülle, que cuenta con presencia en medios de comunicación a través de RCN Radio y RCN Televisión.

Pero mientras estos movimientos se dan o están a punto de efectuarse, aún existen cadenas radiales con gran historia que se mantienen en manos de sus familias fundadoras. Este es el caso de Todelar, la cadena radial que el año pasado, tras la muerte de uno de sus fundadores, Bernardo Tobón de la Roche, pasó a manos de sus herederos y vivió su transformación administrativa. Su hermano, el otro fundador, ya había fallecido hacía casi dos años.

La historia de Todelar se remonta hasta 1953 cuando Bernardo y Jaime Tobón de la Roche fundaron La Voz de Cali y posteriormente Radio El Sol y Radio Musical, las que junto a cinco cadenas asociadas más formarían Todelar. Hoy, hacen parte de este grupo, la Z, la X y la emisora del mismo nombre de la cadena. Hoy se mantiene como una de las joyas en la que cualquier grupo podría mostrar interés dado su reconocimiento y cobertura nacional. En los años 60, Todelar, contaba con los equipos más modernos que existían en el país, luego de que su fundador iniciara su propia red de frecuencia modulada. Esta cadena, además, es considerada una de las más importantes en el fortalecimiento del género de radio novela.

El poder simbólico de las adquisiciones
Detrás de la compra de los medios de comunicación por parte de los grandes conglomerados empresariales, existe un interés que va más allá de la negociación y de las cifras económicas y se trata del poder simbólico que da tener una empresa de dicho sector. De acuerdo con Juan Carlos Gómez, analista de medios, 'los grandes conglomerados, invierten en medios de comunicación porque les dan poder simbólico, que a su vez respalda el poder económico y así van ampliando su capacidad de influencia en el poder político, y también su rentabilidad'. Así mismo, otros expertos del sector han indicado que el regreso de las empresas periodísticas a manos de grupos colombianos, debe verse como algo positivo, pues con esto se fortalecería la esencia nacional de estos.

La opinión

Juan Carlos Gómez Giraldo
Analista de medios

'Los grandes inversionistas económicos necesitan respaldo para ampliar su capacidad de juego en las sociedades donde están inmersos, entonces invierten en medios'.