Descentralización aérea será la apuesta de la aerolínea Viva Colombia

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

Con el ‘caos aeronáutico’ que el sector experimentó la semana pasada en las principales terminales del país, el inicio de operaciones de la nueva aerolínea de bajo costo, Viva Colombia, que está previsto para mediados de mayo, se veía como una razón más que profundizaría la crisis que se vive en el sector.

Sin embargo, de acuerdo al presidente de la aerolínea, Fred Jacobsen, la entrada de este nuevo operador no debe asustar a nadie, pues el centro de operaciones elegido por la empresa, las rutas y hasta los horarios, no constituyen un peso en el desarrollo de las jornadas actuales.

'El Aeropuerto Eldorado está operando bajo mucha presión, por lo que al analizar esta situación decidimos montar todo nuestro centro de operaciones en una sede diferente, para así poder manejar un poco más la situación y rescatar algunos terminales aéreos sub utilizados', afirmó Jacobsen.

Y es que el problema entre el Gobierno y los controladores, más las condiciones climáticas y la alta cantidad de retrasos y cancelaciones en las últimas semanas, han evidenciado un problema estructural grande: la centralización en Bogotá de las aerolíneas que operan en el país.

De acuerdo con el presidente de la nueva aerolínea, la cobertura que va a tener Viva Colombia, empezará por operar en aeropuertos sub-utilizados. 'Colombia es un país con ciudades intermedias importantes que están mal atendidas porque todo el tráfico gira alrededor del centro de conexiones en Bogotá, y es por lo que la compañía ha querido empezar a utilizar y valerse de las terminales de estas ciudades', reiteró Jacobsen.

Expertos del sector han empezado a referirse al tema de las razones que competen en el 'caos aéreo', y han exaltado la necesidad de que tanto las aerolíneas como la Aeronáutica Civil considere la opción de aprovechar las posibilidades que pueden ofrecer los otros aeropuertos del país.

'En el Aeropuerto Eldorado la capacidad está colmada, y hace falta más infraestructura para soportar más operadores y más frecuencias, y no me refiero sólo a infraestructura de pistas, hablo de tecnología y equipos. Pero sin esto, es claro que la Aeronáutica Civil no debe permitir más frecuencias en el aeropuerto y los operadores debería tomar ejemplo de la decisión de Viva Colombia al aprovechar el potencial de los otros terminales aéreos', aclaró Alberto Maya, especialista de aviación comercial.

Al respecto, fuentes de la Aeronáutica Civil, reconocieron que aunque las operaciones sí se tienen centralizadas en Bogotá, la entidad tiene dispuesto un sistema que coordina los vuelos nacionales, llamado ´Flow´, con el cual manejan el tráfico en la capital y, en este sentido, la plaza funciona como centro de operaciones.

No obstante, es evidente que el manejo del tráfico aéreo, con algún tipo de manifestación, como la ´operación tortuga´, pone en riesgo la efectiva operación de los proveedores aéreos.

'En Bogotá, el tráfico es muy pesado, y se queda en ocasiones corto por la falta de infraestructura, por lo que no es extraño que Viva Colombia haya optado por tener su centro de operaciones en otro lugar distinto', afirmó Claudia Velásquez, directora de Atac.

Del mismo modo, Maya aseguró que no entiende cómo la entidad reguladora no ha adoptado una iniciativa de promoción de descentralización de las aerolíneas. 'Aunque es muy difícil que los operadores ya establecidos cambien su centro de operaciones después de realizar una gran inversión en éstas, la Aerocivil debería promover que las aerolíneas desplacen algunos de sus vuelos por zonas en el país, tratar de desprenderse de ese centralismo que hoy tiene en colapso los vuelos del país', agregó.

Mayo sigue en pie
El cronograma propuesto por la aerolínea aún se mantiene, pues aseguraron que internamente se ha hecho lo posible para que el ingreso al mercado se cumpla en la fecha establecida. 'Confiamos en que el Gobierno y los controladores lleguen a un acuerdo pronto, de modo que este proceso no interfiera en la salida de la aerolínea. Sin embargo, consideramos que desde nuestro centro de operaciones, nuestras rutas y hasta los itinerarios, no representan problema adicional a la situación del sector', afirmó el presidente de Viva Colombia.

Por su parte, Maya confirmó la versión del empresario y destacó que el hecho que la aerolínea haya previsto su centro de operaciones en Medellín le quita carga a Eldorado. Agregó que la complejidad que pueda aportar la empresa en el contexto actual es mínima, ejemplificando su crecimiento en 1%. 'Considero que es poco probable que la Aerocivil retrase el inicio de operaciones de Viva Colombia, pues con las condiciones que operará la aerolínea, no sumará cargas a Eldorado', agregó el especialista.

Las pérdidas son de $1.000 millones diarios por retrasos
De acuerdo con el presidente nacional de Aciem, Julián Cardona, las pérdidas de las empresas de aviación por los retrasos aéreos, representan cerca de $1.000 millones diarios, debido al aumento del tiempo en cada vuelo, aproximadamente 20 minutos. Reiteró su preocupación por el riesgo de que los retrasos generen aumento en el costo de los bienes y servicios, que podrían trasladarse al usuario final. 'Es urgente encontrar una solución, ya que los retrasos en vuelos generan un grave impacto económico en el país', afirmó el ejecutivo.

Las opiniones

Claudia Velásquez
Directora de Atac

'Viva Colombia no afectará la situación aérea con su ingreso al mercado porque tendrá su centro de operaciones en Medellín, lo que no complicará lo que se vive en Eldorado'.

Alberto Maya
Especialista en aviación comercial

'Viva Colombia, con su decisión de tener su centro de operaciones en Rionegro, no influirá en gran medida en el caos aéreo que se está dando, cuando inicie operaciones'.

TEMAS


Transporte