El auto insignia de Porsche, el 911, sería eléctrico en 2030 según su CEO global

Bloomberg

En entrevista con el Presidente del Consejo Directivo, Oliver Blume, el ejecutivo dijo que invertirán US$25.000 millones en autos eléctricos.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Un informe de International Motor Sports señaló que a nivel global las principales casas de autos de lujo aumentaron las inversiones en investigación y producción de autos eléctricos cerca de 35% en promedio, entre 2014 y 2018. En los próximos cinco años esta cifra podría aumentar hasta 45%, frente a lo que se gastó en los últimos 48 meses.

Una de las marcas que trabajará en ello es Porsche. El Presidente del Consejo Directivo de la marca, Oliver Blume, contestó una entrevista exclusiva para LR y explicó cuánto se destinará para los autos híbridos y 100% eléctricos, así como cuándo será que su auto insignia, el 911, entre a este segmento, aunque en anteriores oportunidades la marca había dicho que antes de 10 años no se verá.

¿Cuándo se podría ver el último Porsche con motor de combustión?
Me atrevería a predecir que para 2030 el Porsche más deportivo tendrá un motor eléctrico. Quizás para entonces, incluso nuestro icónico auto deportivo, el 911, será eléctrico.

¿Es decir que se acabaría el motor de combustión?
Sería absurdo pensar que podríamos prescindir por completo del motor de combustión en el futuro inmediato. Pero, de la misma forma, no podemos perder la oportunidad de invertir fuertemente en electromovilidad. Antes de que dejemos de lado la gasolina o el diésel, la próxima década verá un aumento en el uso paralelo de motores de combustión y sistemas de propulsión alternativos.

¿Eso quiere decir que tampoco en el corto plazo, no terminarían los motores diésel?
En Porsche, los motores diésel tradicionalmente han quedado en segundo plano. La cuota de diésel entre nuestros vehículos a nivel mundial es actualmente de 14%. Porsche no desarrolla ni fabrica sus propios motores diésel, y no hay planes para cambiar eso en el futuro. No hay razón para abandonar repentinamente el diésel. Si nos apresuramos a dejarlo, no podríamos compensar por completo la diferencia con los motores de gasolina e híbridos. Aún más, el diésel contribuye de manera importante al logro de nuestros objetivos de CO2.

¿Cuánto invertirán en investigación y desarrollo de nuevos modelos eléctricos?
Las inversiones en toda la industria son enormes. El Grupo Volkswagen, al que pertenece Porsche, estará invirtiendo cerca de US$25.000 millones de acá a 2030 para producir nuevos modelos de propulsión eléctrica. Para 2025, las marcas del grupo esperan colocar en el mercado más de 80 modelos de automóviles nuevos con motores eléctricos, 50 de los cuales serán completamente eléctricos y 30 híbridos enchufables. Solo Porsche invertirá más de US$7.500 millones en híbridos enchufables y vehículos puramente eléctricos en los próximos cinco años. Para una empresa de nuestro tamaño, ese es un gasto considerable e importante.

¿En qué consiste la nueva planta de eléctricos?
En la sede de Porsche en Zuffenhausen, en Alemania, estamos gastando una cifra de US$1.200 millones en la construcción de una nueva planta para vehículos eléctricos. Este es probablemente el proyecto más ambicioso y arriesgado que jamás hayamos emprendido. Una fábrica dentro de la fábrica con 1.200 nuevos empleos.

¿Cree que se ha demorado la electromovilidad en el mundo?
La utilidad diaria de los autos eléctricos debe continuar mejorando, particularmente, en términos de alcance y tiempo de carga. También es necesario decir que hay bastante por hacer cuando se trata de infraestructura. La segunda razón de la demora está relacionada con las dudas sobre si la mezcla de electricidad actual es realmente mejor para el clima que los motores de combustión. En tercer lugar, las personas a menudo no se dan cuenta de la labor titánica que enfrenta nuestra industria, la columna vertebral de nuestra economía.

¿Qué proyecciones hay a futuro con las inversiones?
Son inversiones a futuro. Pero una cosa es segura: nuestros clientes también son sensibles a los precios, aún estando dispuestos a pagar un costo superior por un Porsche. Incluso la marca no puede simplemente pasar inadvertidos los valores de electrificación de sus vehículos si, tal como se esperaba, la competencia es fuerte. Tenemos que ser capaces de ganar el valor agregado. Habría efecto a corto o mediano plazo en nuestra rentabilidad.

TEMAS


Porsche - Carros - Carros eléctricos - Volkswagen