“El colombiano sí paga una cerveza premium”, aseguró el country manager de Heineken

Alejandro Suárez/LR

Producción local de Heineken debe garantizar el cultivo de la levadura con estándar global

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Uno de los negocios en Colombia que se ha vuelto más competido en los últimos años es el de la cerveza, pues al crecimiento de las marcas tradicionales se suma el auge de las artesanales y la entrada (cada vez mayor) de firmas internacionales. Para el nuevo country manager de Heineken, Raúl Simao, esto es una gran oportunidad para la compañía, pues a medida que haya más marcas en el mercado, el consumidor exigirá más calidad y mejor sabor, dos condiciones que el gerente aseguró que Heineken garantiza.

¿Cómo está la marca en el mercado colombiano?
Tenemos relación con Central Cervecera de Colombia desde hace tres años en un mercado importante, porque se ha desarrollado muy bien. La marca ha venido triplicando el volumen que teníamos desde 2015. Eso es una buena señal porque Heineken siempre busca y está asociado a la alta calidad, esa es la razón por la que trabajamos para que el sabor sea el mismo siempre, sin importar si estamos en Ámsterdam o en Singapur. Tenemos a los maestros cerveceros, que siempre se preocupan de eso. Por eso somos una cerveza diferente.

¿En qué se diferencian?
Además de un proceso diferente al tradicional, donde hablamos de una maduración de 28 días en tanques horizontales, el sabor de una cerveza viene de la cebada, del lúpulo y de la levadura (que es muy característica en Heineken). Esta combinación le da un sabor más frutado, con más cuerpo a la cerveza Heineken y eso es muy distinto a lo que se ofrece en el mercado colombiano. Cada vez se ven más marcas en el país, y eso es lo que está pasando con las marcas artesanales, hay un boom. Esto le interesa a Heineken, porque entre más pruebe el consumidor, más reconoce la calidad.

¿Importan alguna materia prima para conservar el mismo sabor en mercados como el de Colombia donde habrá planta?
Depende mucho, pero el hecho de que usamos una levadura muy específica, hace que primero se importe de Ámsterdam y los países que producen la marca luego tienen que tener la capacidad y la capacitación de mantenerla y cultivarla con los estándares globales de Heineken.

¿Cuándo abrirá la planta?
Eso está liderado por Central Cervecera, no estamos metidos totalmente ahí, porque como grupo tenemos otras marcas como lo son Tecate y Sol. Lo que podemos comentar es que el día que Heineken sea producida en Colombia se aprovecharán muy bien las prácticas. Ya hay otros mercados cercanos a Colombia que producen Heineken como Chile, Argentina y Brasil. Nosotros siempre buscaremos por igual la mejor calidad. Tenemos a los maestros cerveceros para que la producción en Colombia sea la misma de Europa.

La ventaja de Heineken es su particular sabor, ¿su precio puede ser una desventaja?
Vamos a seguir siendo una marca premium. El hecho de ser de calidad, por las características de las que hablamos, justifica el precio. El colombiano sí paga el costo de una cerveza premium, porque le gusta tener un día premium, una experiencia diferente. El consumo de cerveza premium está creciendo.

Por ser una cerveza premium ¿el canal donde más se vende Heineken es el de locales o bares?
Hoy en día, lo que estamos viendo es un equilibrio entre los diferentes canales de venta. La marca creció mucho en el canal premium y eso tiene sentido porque es lo que vendemos, pero en los últimos años también se desarrolló en el mercado moderno.

¿Cuáles son los picos de consumo en Colombia?
Además de la de fin de año, están las fechas especiales los fines de semana, y cuando hacemos eventos fuertes como reunir gente para que vean la final de la Champions o cuando patrocinamos conciertos. Este año seremos los patrocinadores de Shakira y Roger Waters, así como del Breakfest Festival Medellín.

TEMAS


Heineken - Cerveza - Industria - Consumo de cerveza - Raúl Simao