Rappi se sigue expandiendo y su negocio de Dark Kitchens ya opera en 20 restaurantes

Ante la demanda de domicilios, se crearon cocinas ocultas o a puertas cerradas

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

El futuro de la comida tiene un nuevo concepto en desarrollo que no incluye sillas, ni meseros ni grandes inversiones en infraestructura. Se trata del concepto de las Dark Kitchens, ‘cocinas escondidas’ o ‘cocinas a puerta cerrada’, en las que se preparan las comidas tradicionales que cualquier restaurante puede tener, pero no se sirven en una mesa, sino que se entregan a domicilio.

Este fue uno de los objetivos de Rappi, una marca que buscando apoyar a emprendimientos, al mismo tiempo que crecer en la tendencia del delivery, inició en Bogotá el piloto de Dark Kitchens, el cual ya tiene tres formas de negocio hoy en día. Mateo Albarracín, líder vertical de Restaurantes Latam de Rappi, le contó a LR sobre esta nueva propuesta que desarrollan en la región.

¿Cómo inició este proyecto de Dark Kitchens de Rappi?
Este proyecto partió desde la necesidad. Inició con Home Burguers, donde evidenciamos que en una de las primeras tiendas había más rappitenderos que comensales. El primer Dark Kitchens fue en la 72 con 11, y este piloto del proyecto demostró muchos beneficios, además de una mejora en la operación. Por ejemplo, registramos que la retención del primer usuario de una orden que viene de Dark Kitchen aumenta en cuatro puntos porcentuales.

¿A quién está dirigido este modelo de negocio?
Este modelo está inicialmente enfocado en los emprendedores, para que puedan expandirse de una manera más económica y sin tener que correr riesgos de capital en infraestructura y otras inversiones. Posteriormente, vienen las grandes marcas que ven en los delivery una forma de potenciar el negocio.

LOS CONTRASTES

  • Mariana VillegasGerente administrativa de Masa

    “Con este formato hemos encontrado un aliado que se preocupa por el producto. Este modelo de negocio ha significado un aumento de 10% en las ventas de Masa”.

Hoy en día, en Colombia, entre 15 y 20 restaurantes usan este tipo de cocinas, entre los que están Home Burguers, Masa y otros. Con estos modelos, Rappi permite que se registren 1.500 órdenes al mes, es decir, 50 órdenes al día de $20.000.

¿Qué otros desarrollos tienen para los próximos meses?
Otro de los proyectos que tenemos en mente con este tipo de cocinas es apostar por los restaurantes totalmente digitales, es decir, que solo existen en una app y trabajan bajo este modelo, aunque esto no quiere decir que serán nuestras creaciones, sino emprendimientos que apoyamos. El objetivo es cerrar el año con cinco de este tipo de restaurantes.

¿Colombia es el desafío?
Colombia es un país de delivery, por eso, no es nuestro mayor desafío porque la comida para llevar es rentable. México y Brasil, definitivamente, son un gran reto, porque es mayor la competencia.

La intención no es solo ser una aplicación de lujo

Esa es la frase objetivo de Rappi, “no ser una aplicación de lujo”. Por lo que ahora también el foco es poder llegar a las poblaciones más alejadas en barrios como Bosa, Engativá y otras zonas que también tienen restaurantes populares para su población. Por eso, las Dark Kitchens también son estratégicas para Rappi, ya que “ayudan a mejorar la oferta en cada microzona, apoyamos a escalar más rápido a un emprendedor y dinamizamos una industria que viene golpeada”, explicó Albarracín.

TEMAS


Comercio - Rappi - Domicilios - Delivery Online - Restaurantes