El Curiosity aterriza en Marte y envía imágenes

Reuters

El vehículo de exploración científica Curiosity realizó un osado descenso a través de los cielos rosas de Marte en la noche del domingo y logró un aterrizaje histórico en un antiguo cráter, iniciando un a misión de dos años en busca de evidencia de que el Planeta Rojo alguna vez albergó los ingredientes necesarios para la vida.

Los controladores de misión estallaron en aplausos y festejos cuando recibieron señales que confirmaban que el vehículo sobrevivió al descenso d e siete minutos que la NASA calificó como la proeza más elaborada y difícil en los anales de los vuelos al espacio robotizados.

(Vea la fotogalería: El vehículo de exploración científica Curiosity llega a Marte)

Ingenieros dijeron que la compleja secuencia de aterrizaje, que combinó un enorme paracaídas con un paquete de cohetes que le permitieron al vehículo bajar sobre la superficie de Marte sostenido por una soga, tenía un margen de error de cero.

"No puedo creer esto. Es increíble", dijo un entusiasta Allen Chen, jefe adjunto de descenso del vehículo y el equipo de aterrizaje en el Jet Propulsion Laboratory, cerca de Los Angeles.

Poco después, Curiosity envió a la Tierra sus tres primeras imágenes de la superficie de Marte, una de ellas mostrando una rueda del vehículo y su sombra sobre el terreno rocoso.

La NASA fijó el horario oficial de aterrizaje de Curiosity, promocionado como el primer laboratorio científico móvil totalmente equipado enviado a un planeta distante, a las 22:32 hora local (1:32 a.m. EDT/0532 GMT).

El aterrizaje marcó un éxito muy bienvenido y un importante hito para la agencia espacial de Estados Unidos, golpeada por recortes presupuestarios y la reciente cancelación de su programa de trasbordadores espaciales, pieza central de la NASA durante 30 años.

El proyecto Curiosity de 2.500 millones de dólares, formalmente denominado Laboratorio Científico de Marte, es la primera misión astrobiológica de la NASA desde las investigaciones con las naves Viking en la década de 1970.

"Es un avance enorme en la exploración planetaria. Nadie nunca ha hecho algo como esto", dijo John Holdren, el principal asesor científico del presidente estadounidense Barack Obama, quien estuvo en el centro de operaciones de Los Angeles durante el evento. "Fue un desempeño increíble", agregó.

El propio Obama emitió un comunicado en el que calificó el aterrizaje en Marte del Curiosity como "una proeza tecnológica sin precedentes que quedará como motivo de orgullo nacional en el futuro".

Lanzado el 26 de noviembre desde Cabo Cañaveral, en Florida, el laboratorio espacial robotizado navegó por el espacio durante más de ocho meses, atravesando 566 millones de kilómetros, antes de ingresar en la atmósfera de Marte a 20.921 kilómetros por hora -17 veces la velocidad del sonido- y comenzar su descenso.