El Grupo Santo Domingo después de Julio Mario

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Bogotá_Las lecciones empresariales que dejó Julio Mario Santo Domingo tras su muerte, el pasado 7 de octubre de 2011, estuvieron más que aprendidas. Muestra de ello son los dos grandes negocios que su hijo, Alejandro Santo Domingo, supo dar luz verde con apenas 35 años de edad. El Grupo Santo Domingo, después de su fundador y visionario, parece estar más vivo que nunca.

"Esperamos trabajar conjuntamente con Virgin Mobile en la creación de un nuevo servicio de comunicaciones móviles que beneficiará a los colombianos". Con estas palabras, Alejandro Santo Domingo, selló  el pasado viernes  su segundo gran negocio desde la muerte de su padre.

Y es grande, porque el principal heredero de la familia Santo Domingo impulsó el regreso de este grupo empresarial al mundo de las telecomunicaciones, pues es importante recordar que en la década del 90 este emporio fue dueño de Celumóvil, la empresa que hizo la primera llamada celular en Colombia el primero de junio de 1994. En esa oportunidad, se logró la conexión entre Barranquilla, Bogotá y Nueva York para que el difunto Julio Mario Santo Domingo pudiera hablar con Carlos "El Pibe" Valderrama y María Cristina Mejía de Mejía, presidente para ese entonces de Celumóvil.

Al igual que hace 18 años, la apuesta de los Santo Domingo es garantizar la innovación con la alianza de Virgin Mobile. Mientras los primeros tienen el poder empresarial, los segundos tienen la tecnología y el servicio.

"Estamos emocionados con el lanzamiento de Virgin Mobile en otro país de Latinoamérica y de agitar el mercado con nuestros grandes productos y servicios. Estoy feliz de entrar al mercado con socios tan fuertes en Colombia como lo son Cineco y el Grupo Santo Domingo", expresó la semana pasada el fundador de Virgin, Richard Branson.

El primer movimiento: Santander
Después de que se anunciara a comienzos de diciembre de 2011 la compra del Banco Santander por el grupo chileno Corpbanca, los detalles que poco a poco se fueron conociendo de esta operación dejaron a Alejandro Santo Domingo como uno de los empresarios más jóvenes del país que comenzaba 2012 con un jugoso negocio entre las manos.

"La razón por la que invertimos en Santander Colombia es porque pensamos en el crecimiento del sector financiero del país, y se dio esta oportunidad que nos pareció muy buena", precisó Santo Domingo en una entrevista que concedió a LR a mediados de diciembre del año pasado.

Y aunque la oportunidad fue apenas de 3% de la participación de la entidad financiera chilena, por la cual el Grupo Santo Domingo desembolsó una cantidad de  US$100 millones, el joven empresario no descartó ir por más.

"A futuro podría incrementarse pero, por ahora, nos sentimos cómodos con ese número", dijo.

Presentes también en hoteles
Como si el emporio que heredó Alejandro Santo Domingo no fuera lo suficientemente diverso: poseen acciones en SABMiller, son dueños de Caracol Televisión, El Espectador, Cromos y Cine Colombia, y poseen inversiones en logística, agroindustria y energía; un nuevo negocio se sumó a la lista.  

De la mano de Terranum, donde la familia Santo Domingo posee buena parte accionaria a través de Invernac, la semana pasada se inauguró el hotel Aloft  Bogotá Airport en la calle 26, el cual cuenta con 142 habitaciones estilo loft, tecnología inteligente y una ubicación estratégica pues está a menos de 5 minutos del aeropuerto. "Con Terranum tenemos buenos proyectos hoteleros en Bogotá. Hay un W que se está construyendo. Además del proyecto Connecta, por los lados del Parque de la 93 también vamos a desarrollar este sector y hay otras propiedades que estamos mirando . El sector inmobiliario tiene un futuro muy grande en Colombia, por lo que esperamos participar de manera importante en el corto plazo", indicó.

Con tres negocios consolidados en lo que va de año, el heredero de Julio Mario está empezando a dejar su propia huella.

Una nueva visión a los negocios legendarios
Mientras el fallecido empresario Julio Mario Santo Domingo hizo gala de una personalidad arriesgada y astuta para los negocios, su hijo Alejandro, se muestra como un inversionista analítico, preciso y paciente. En los tiempos que se viven actualmente, lo que se augura con este cambio en el estilo de gerencia son "buenos vientos" para el Grupo Santo Domingo. Y es que esa nueva visión para los negocios, que se gestiona desde Nueva York, se combina con los conocimientos que adquirió Alejandro de la mano de su padre, de quien fue su inseparable socio y amigo en la mayoría de los negocios.

La opinión
Peter Macnee
CEO para América Latina del Grupo Virgin

"Este es un mercado muy competitivo y seguirá siendo así, pero sí proveemos los servicios correctos a los jóvenes, creemos que lo haremos muy bien y que lo haremos mejor que los demás".