El mercado de la bicicleta reestructura su oferta y apunta hacia los modelos eléctricos

Reuters

El año pasado las ventas a nivel global se redujeron en cuanto a número de unidades vendidas.

Expansión

El futuro de la bicicleta apunta hacia los modelos eléctricos. La puesta en valor de este medio de transporte como sinónimo de salud y estandarte de la lucha contra la contaminación en el entorno urbano atrae a un público cada vez más heterogéneo, que comienza a mirar las ventajas del apoyo eléctrico para convertirla en vehículo de uso diario. El pasado año las ventas de estos modelos aumentaron casi 79%, con más de 72.000 unidades comercializadas.

La bicicleta se encuentra en un periodo de «cambio de tendencia», como reconoce Carlos Núñez, secretario general de Ambe, la asociación de marcas del sector. En España se venden más de 3.000 máquinas diarias. En 2017 se despacharon un total de 1.116.232 unidades con una facturación total de 1.623,5 millones de euros, 4,82% más que el año anterior. Pero el avance corresponde a un aumento del precio de los modelos, ya que el crecimiento de venta de unidades apenas sumó 0,11%.

El mercado está maduro. Núñez entiende que la bicicleta fue una de las principales opciones de ocio durante la crisis, pero que con la mejora económica el público se ha abierto a otras elecciones. Sin embargo, el futuro parece que llegará por el lado de los modelos eléctricos, cada vez más demandados tanto en la acepción urbana como en la de montaña. «La bicicleta ya es el vehículo eléctrico más vendido en España», recuerda el secretario general.

Según el estudio El sector de la bicicleta en cifras en 2017 realizado por Cofidis en colaboración con Ambe, las bicicletas suman el 43,45% de las ventas de las empresas, seguidas por los componentes, que concentran el 32,59% del valor total, el textil (8%), los cascos (4,7%) y el calzado (4,26%). El mercado del ciclismo representa un 23,24% de las ventas totales de artículos deportivos en España.

El informe destaca los descensos en número de bicicletas vendidas tanto de carretera (-7.393) como de montaña (-30.166). La otra cara de la moneda la protagonizan los ascensos en el número de modelos urbanos (5.891) y eléctricos (31.757).

El precio medio creció un 13% en todas las categorías, hasta los 603 euros por unidad, con un importante aumento del 21% del coste medio de las bicicletas eléctricas, hasta los 2.100 euros, sesgado por la influencia de las eléctricas de montaña, que durante 2017 fueron el motor en ventas en esta categoría. En este sentido, cabe resaltar que según datos de Cofidis, las bicicletas de montaña ocupan el primer lugar a la hora de pedir financiación para afrontar la compra de estos vehículos, con lo que representan un 84% del total. Le siguen las bicicletas de carretera, que ya han alcanzado un 13% de cuota y en tercer lugar, las bicicletas eléctricas, que representan un 3% del total de bicicletas financiadas. Las bicicletas para niños, que son el 35% del mercado en ventas, no suponen ni el 1% de la financiación del sector para la firma de concesión de créditos.

TEMAS


Bicicleta - uso de la bicicleta - Automotor