“El modelo de las empresas familiares sigue vigente en los medios”: Luis Miguel de Bedout

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

Pese a que frecuentemente se habla de la posible desaparición de los medios impresos en el mundo, debido al auge de internet, el gerente General de El Colombiano, Luis Miguel de Bedout, asegura que el crecimiento de la publicidad en la prensa es una razón de peso para desestimar esta posibilidad.

El directivo, que participó en un `Inside LR`, explica además que el modelo de las empresas familiares en los medios de comunicación aún está vigente.

Se ha visto que las estructuras familiares en las empresas se están agotando, ¿cómo se ve a largo plazo este tema?
Tengo que discrepar, la estructura de propiedad familiar de las empresas no se está agotando. Si se pone a mirar, en una economía tan sana como la que tenemos hoy, más de la mitad del PIB está en manos de economías familiares muy exitosas. En el caso de la prensa, hasta podría afirmarse algo más allá de lo que dice, pues muchos piensan que una de las causas del deterioro de la prensa en los Estados Unidos es que muchas de las compañías de diarios se volvieron públicas y dejaron de estar en manos de sus dueños originales y eso es un problema cuando hay que cometer audacias y no se puede estar pendiente del valor de los títulos en los mercados.

La inversión publicitaria demuestra qué tanto poder tiene un medio impreso, ¿Cuánto vendió El Colombiano en 2011 y cómo está el medio impreso en la torta general de medios de comunicación?
Las inversión pudo estar en el orden de los US$25 millones en Medellín con las diferentes marcas, en medios digitales sería de US$1 millón, si acaso.

¿Cuándo será la publicidad en internet más importante que en el impreso?
Los anunciantes todavía no creen en el medio digital para llevar su presupuesto solo allá. Tenemos un millón de visitantes únicos y no tenemos ni el 1% de la inversión en la web. Yo creo que le falta mucho valor, hay quienes ya están invirtiendo mucho en redes sociales y en métodos diferentes, pero falta mucho.

Ya estamos viendo a medios impresos desaparecer y migrar a plataformas virtuales, ¿por qué eso puede no pasar con los colombianos?
He visto más bancos, más aerolíneas, más cadenas de retail y más fabricas de zapatos desaparecer que medios impresos. Sí se han muerto medios, muchas veces por una gestión inadecuada, pero no se puede pensar que en este momento se puedan sufragar los costos de una sala de redacción, a través de una aplicación para iPad, de vender los contenidos digitales. Lo que hay que estar es ahí encima.

¿Si se abre un nuevo proceso para un tercer canal estarían interesados en volver a participar?
Primero, me parece que la caída de la subasta era obvia, pues es que es un esperpento una subasta de uno con uno, tienen que ser por lo menos dos. Ahora, las reglas de juego no están muy clara, nosotros nos metimos en ese cuento por lo menos hace cuatro años y hoy la realidad es que la televisión por cable está cada vez más masificada y que la web tv puede ser un jugador muy valioso. La licencia debe tener un valor más bajo que hace cuatro años. No sé si volveríamos a meternos.

¿El país en general debe reconsiderar el tema de tener un tercer canal?
Yo no creo, dudo mucho es del valor de la licencia. Creo que al Estado se le pasó el cuarto de hora para poder hacer el negocio.

Si Sarmiento llegará a El Tiempo, ¿sería una amenaza para los medios regionales?
No, con la noticia de la nulidad de la subasta del tercer canal que llevaban mucho tiempo diciendo era de lo que dependía el negocio, yo no estoy muy seguro de si llegará o no. Sin embargo, el Grupo Sarmiento no es gente de medios ni ha estado ahí, no es la pasión de ellos y no le van a transmitir al medio las sinergias, el `known how`, el conocimiento. Entonces yo no creo que por la llegada de ellos, Casa Editorial El Tiempo sea un grupo mejor. Visto así, no me preocupa.

Los rediseños sí ayudan a los periódicos
Al preguntársele si los rediseños salvaban a la prensa y si dicha apuesta era válida para crecer, Luis Miguel de Bedout, explicó que desde su punto de vista, el cambio de imagen de un periódico puede ayudar 'muchísimo' a que dicho medio siga vigente. Sin embargo, explicó que eso se puede ver desde dos puntos de vista, uno tiene que ver con el cambio de formato, que es lo que hizo La República, El Espectador y El Colombiano y que eso hace que los productos empiecen a llegar a un público mucho más joven, especialmente porque el objeto como tal y la posibilidad de hacer a los contenidos informativos dejan de ser una tortura y se convierten en un momento placentero y de comodidad. 'Con eso recuperamos audiencias de forma importante', dijo. Explicó que para el caso del periódico antioqueño, en la segunda semana tenían cerca de 20% más ventas que antes y que esperaban que se decantara a 15%.

Las opiniones

Ernesto Mccausland
Editor general de El Heraldo

'A los diarios tradicionales se les plantea el reto financiero de sostener la brecha que existe entre la plataforma tradicional, gran generadora de ´cash´, y la digital'.

Andrea Villate
Especialista en nuevos medios

'La redes sociales son otro medio de difusión de información, que prestan el servicio de la inmediatez y que ayudan a difundir una noticia, así no se tengan mucho espacio'.