El objetivo de WeWork es operar 19 edificios en el país al cierre de 2019

Mckelvey habló sobre esta apertura y un plan de expansión que incluye la inauguración de otras 13 edificaciones en 2019.

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co

La actividad de compartir oficina con otros profesionales o alquilar un espacio para trabajar, conocido como coworking, cala cada vez más entre los colombianos. Y es tal el crecimiento, que Miguel Mckelvey, CEO y cofundador de una de las multinacionales que participa en este negocio, WeWork, llegó a Colombia no solo para supervisar la fiebre que despierta esta modalidad de trabajo, sino también para anunciar sus planes de expansión.

WeWork, pionera de este modelo, acaba de abrir otro edificio de oficinas en Bogotá con mesas de ping pong, salas de descanso, cabinas para hacer llamadas y una barra con café y cerveza ilimitados para sus ‘members’, un complejo que hará parte del portafolio de las cerca de 5.900 oficinas que tiene en el mundo.

Mckelvey habló sobre esta apertura y un plan de expansión que incluye la inauguración de otras 13 edificaciones en 2019.

¿Qué diferencia a WeWork de las oficinas tradicionales?

Definitivamente el diseño de los espacios que están en sintonía con los elementos de la cultura local. También las personas que adquieren nuestros lugares. Acá puedes encontrar desde emprendedores que están empezando de cero hasta multinacionales que ya están consolidadas, lo que facilita el intercambio de ideas.

¿Cuál es el perfil de los usuarios de WeWork y cuántos esperan tener globalmente?

No tenemos una lista de características de nuestros clientes, porque tenemos una amplia diversidad. Pueden ser personas en cualquier rango de edad con proyectos y creencias distintas. Lo que sí puedo decir es que somos una comunidad de personas que siguen sus pasiones para explotar todos sus potenciales, no solo en los negocios, sino en su vida emocional. Estamos trabajando en la meta de tener 1 millón de usuarios a nivel global.

¿Cuántos usuarios tienen en Colombia y cuál es la meta?

En Bogotá tenemos 3.500 ‘members’ en nuestros tres edificios abiertos y esperamos cerrar el año con 7.500 a nivel nacional. En Colombia tenemos ya más de 600 empresas de todos los sectores y tamaños que hacen parte de nuestra comunidad de coworking.

¿Cómo estimula WeWork el potencial de sus miembros?

Creando un espacio ameno, un sitio en el que las personas se sientan felices cuando están ahí. Cuando eres feliz y tienes una conexión con algo, te sientes optimista, lo que estimula la creación de nuevas ideas de negocio. Si una persona está deprimida, es poco probable que alcance el éxito.

¿Qué hace que el mercado colombiano sea atractivo para WeWork?

Colombia es un país donde el optimismo de las personas está incrementando. Como extranjero veo al país y me doy cuenta que la imagen que se tenía de Colombia es totalmente diferente, por lo que creo que el potencial para hacer negocios acá es asombroso y queremos abrir aún más sedes porque creemos que estamos apenas en una etapa temprana.

¿Cuántas sedes tienen en el país y cuántas quieren tener?

Actualmente, tenemos en Usaquén y Calle 93. Acabamos de abrir la de la Calle 100, y abriremos otra en El Poblado, en Medellín. Nuestra meta es tener 19 edificios en total al cierre de 2019, lo que significa que intentaremos abrir al menos 13 más, distribuidas entre Cali, Bogotá, Medellín y Barranquilla.

¿Se vienen más aperturas en la capital?

Hay ciudades como Londres o Nueva York en que tenemos entre 30 o 40 sedes y han sido exitosas, por lo que creemos que hay una gran cantidad de espacio para este negocio, así que sí, esperamos abrir más.

¿Qué amenidades tiene la nueva sede en Bogotá?

Ofrecerá los mismos servicios que tenemos en los demás: acceso a una comunidad global empresarial de más de 260.000 personas, espacios de salas de reuniones, salones de clase, café, agua de frutas y cerveza, espacios para eventos empresariales, internet, pago de servicios, seguridad y limpieza.

¿Están pensando en otros países de América Latina?

Sí. Creemos que el desarrollo económico en Latinoamérica habla por sí mismo y nos gustaría incursionar en él. Lo digo porque las personas acá cada vez tienen más conciencia de las marcas y productos que consumen, por ejemplo, saben que el uso de pitillos plásticos colabora a que no haya contaminación. También creo que la conciencia por la moda, el estilo y el diseño es un factor que hace que las sociedades en estas regiones estén más abiertas a ideas como WeWork.

¿Ya tienen planes a largo plazo para el país?

Nosotros estamos pensando en Colombia no solo como un sitio donde dejar un par de edificios e irnos. Queremos ser una parte de la economía colombiana en 50 años si es posible.

TEMAS


WeWork