El plan de desinversión que evalúa el Grupo EPM iniciaría el próximo año

La República

Grupo suma $47,4 billones en activos con 46 empresas dentro y fuera del país.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La puesta en marcha del plan de desinversión (enajenación de activos) del Grupo EPM por un valor de $3 billones en empresas controladas y no controladas en Colombia y en el exterior, se definiría hasta el próximo año. Los directivos de la multinacional tendrían el segundo semestre para analizar esta estrategia, por lo que, de aprobarse la decisión por parte de la junta directiva, ésta se concretaría en 2019.

Así lo explicó John Maya Salazar, vicepresidente ejecutivo de Gestión de Negocios de EPM, quien indicó que “en ningún momento estamos pensando en privatizar y tampoco tenemos dificultades financieras. Eso no se puede hacer de inmediato, pues somos una empresa pública que tiene que analizar las situaciones. No podríamos determinar los tiempos. Esto empezaría para el próximo año”.

El grupo empresarial EPM, que cuenta con un activo total de $47,4 billones en las 46 firmas nacionales e internacionales donde tiene participación, se enfoca, en general, en la prestación de servicios públicos, principalmente en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica.

De hecho, en su más reciente informe financiero del primer trimestre, se observa que de los $3,8 billones del total de ingresos, 49% fueron de EPM matriz, 33% de sus filiales internacionales, 16% de las firmas de energía en Colombia, y tan solo 2% de compañías de agua a nivel nacional.

“En principio la compañía podría vender de todo. Si bien el negocio de aguas es el que menos pesa en los ingresos de EPM, esa decisión se podría fijar dependiendo de cuál es la participación más conveniente. EPM tiene 10,7% de participación en ISA, y teniendo en cuenta que son 112 millones de acciones, eso daría $1,5 billones. Es muy variable y aún no se podría definir cuáles son sus filiales con el mejor perfil para la venta”, aclaró Daniel Escobar, analista de Global Securities.

Los analistas creen que por ahora es imposible definir en qué línea de negocio se podrían dar estas desinversiones. Algunos consideran que también podría darse en alguna de sus filiales internacionales en Chile, El Salvador, Guatemala, México y Panamá. Lo otro es vender empresas no controladas, en las que EPM tiene pequeñas participaciones.

El efecto de Hidroituango en el balance financiero

El vicepresidente de Negocios de EPM, John Maya Salazar, dijo que los efectos de la falla de Hidroituango se verán a largo plazo. “Se han invertido $8,5 billones, de los $11,4 billones previstos. Con esta emergencia se podría incurrir en costos adicionales, que hacen que el proyecto cueste un poco más. Sin embargo, por ahora no afecta nuestro balance financiero debido a que no dependemos de ese proyecto para nuestros ingresos”, aclaró. A pesar de esta declaración, los $3 billones serían un fondeo para afrontar la crisis a futuro.

TEMAS


EPM - Centrales hidroeléctricas - Hidroituango