El primer modelo de Mazda con el sismeta Skyactiv en el país es una camioneta compacta

Vannesa Pérez - vperez@larepublica.com.co

La congestión de las vías y la necesidad de revertir el único factor que espanta a más de un colombiano a la hora de comprar una camioneta: el consumo de gasolina, obliga a los fabricantes a concebir vehículos cada vez más compactos y eficientes, y muestra de ello es el último lanzamiento de la japonesa Mazda.

La marca representada por la Compañía Colombiana Automotriz se fue a la base de la pirámide de sus camionetas CX, presentando la CX-5, cuya mayor novedad no es solo que opacará en materia de importación a sus pares CX-7 y CX-9, sino que además es el primer vehículo de Mazda que llega al país bajo la filosofía Skyactiv.

Esto significa que durante la fabricación y ensamblaje de este modelo, que se comercializará en las versiones MID y HIGH, se trabajó en la optimización del chasis y carrocería, se redujo el peso del vehículo con materiales más ligeros, y se incrementó el desempeño del motor y la caja, con el propósito de obtener mucha más potencia sin que eso signifique un aumento en el consumo de combustible y emisiones de CO2.

Este nuevo concepto se acompaña muy bien con dos opciones de tracción: 4×2 o 4×4 , y dos alternativas en transmisión que garantiza la comodidad de los cambios automáticos con un alto grado de eficiencia (caja automática) o la sensación de una conducción deportiva con una caja manual en la que se redujo la fricción mecánica.

Así mismo, la compañía destacó el nuevo diseño del piso de este auto, en el que el aire saliente es dirigido hacia arriba logrando un flujo de aire sin obstáculos debajo del vehículo y evitando la formación de remolinos detrás del mismo. 'Esto reduce con eficacia la resistencia al aire, lo cual, junto con la optimizada forma aerodinámica de la parte superior de la carrocería, logra un notable resistencia aerodinámica de 0,33 equivalente al de un automóvil', explicó Mazda.

Estas mejoras permiten que la máquina 2.0 litros impulse de 0 a 100 kilómetros por hora una carrocería de entre 1.421 y 1.448 kilogramos en menos de 10 segundos, lo que no es nada despreciable para una camioneta.

Frente a sus antecesoras, el nuevo vehículo de Mazda posee dimensiones más modestas. En este sentido, la longitud total de la CX-5 de 4.540 milímetros es entre 142 y 159 milímetros menor al largo de la CX-7 (4.682 mm y 4.699 mm). Y ni hablar de la CX-9, en la que esta misma cifra llega a 5.100 milímetros, registrando una diferencia con la CX-5 de 560 milímetros.

El ancho también se redujo a 1.840 milímetros, lo que contrasta con los 1.872 milímetros de la Cx-7 y los 1.936 milímetros de la CX-9. En altura (1.670 milímetros), la nueva camioneta de la japonesa supera a la CX-7 en 25 milímetros, pero es mucho menor al modelo plus de la gama, específicamente en 58 milímetros.

La destacada aceptación mundial de esta camioneta, con una espaciosa y lujosa cabina y cinco estrellas en seguridad por la EuroNcap, obligó a la casa matriz a anunciar esta semana que aumentará la producción de este modelo de 200.000 a 240.000 unidades al año, en la planta de Ujina, Japón.

Ficha técnica

motor: 2.0 litros, DOHC, 16 válvulas, 4 cilindros, 152-153 HP a 6.000 rpm y un par máximo de 198-200 Nm a 4.000 rpm.

transmisión: mecánica y automática de seis marchas.

versiones: MID y HIGH con opción de configurar la tracción 4×2 o 4×4 para el segundo modelo.

dirección: Asistida eléctricamente.

FRENOS: disco ventilados (del.) y sólidos (tras.)

suspensión: independiente McPherson (del.) e independiente con multibrazo (tras.)

precio ($): entre 70,9 millones y 87,2 millones.