“El usuario será el ganador si se aprueba la alianza de Avianca, United y Copa”

Pierre Ancines/LR

Aunque el presidente de Avianca, Hernán Rincón, aseguró que no se puede comprometer en dar una fecha, precisó que las aerolíneas quieren llegar a un acuerdo muy pronto

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

En el último mes, los voceros de Avianca han salido recurrentemente en los medios de comunicación para dar explicaciones sobre los retrasos y la cancelación de vuelos. Ayer, el líder de la compañía, Hernán Rincón, salió nuevamente a hablar con este medio, no solo para explicar las razones de las fallas en la operación, sino también para dar otras buenas noticias.

La primera, es que espera que este año se concrete el acuerdo tripartito entre Avianca, United y Copa; la segunda, es que en noviembre la compañía abrirá la ruta directa Bogotá- Múnich (siendo la cuarta ciudad de Europa a la que llegan directo); y la tercera, es el plan de choque que activó Avianca para mejorar las operaciones en lo que queda del año.

¿En qué consiste el acuerdo tripartito con United y Copa?
No tengo un anuncio para hacer en este momento de que tengamos un acuerdo. Lo que anunciamos fue que estamos en conversaciones tripartitas United, Copa y Avianca. Hace un poco más de un año y medio anunciamos conversaciones entre United y Avianca, y estaban marchando bien. Luego nos dimos cuenta de que Copa podría ser un tercer miembro de esta alianza, porque complementaría muy bien as redes, rutas y ciudades de Avianca y United. Hemos avanzado y esto lo estamos haciendo porque creemos que el que se va a beneficiar es el cliente, el usuario será el ganador con la alianza.

¿Cómo se verá beneficiado?
Será mucho más fácil viajar entre Latinoamérica y EE.UU,, al conjugar en una sola las redes de las tres aerolíneas. Quiero hacer una aclaración importante para que no haya confusión: no nos vamos a fusionar, nadie va a comprar a nadie, nadie va a invertir en nadie. Estamos es llegando a un acuerdo que tendrá que ser aprobado por las autoridades de EE.UU., Panamá, Colombia y de los demás países donde vamos. Falta un tiempo para que eso ocurra, para que el usuario de esas tres redes se comporten como si fueran una sola aerolínea.

¿A cuántas ciudades más llegarán sumando las tres firmas?
Para que los usuarios se hagan una idea, hoy, entre Colombia y EE.UU. cubrimos de forma directa a 14 o 15 ciudades y los planes que tenemos nos van a llevar a 16 o 17 ciudades, pero ahí vamos a parar de crecer directamente Avianca. Cuando lleguemos a un acuerdo con United, la idea es entonces que el resto de EE.UU. que son cientos de ciudades, los cubra directamente United. Podemos operar dos vuelos, pero el usuario se registrará una sola vez.

¿Cuál es el punto de quiebre por el que no se concreta el acuerdo? ¿Se dará este año?
Esas conversaciones son extensas. Hay que acordar cómo se planificará de manera conjunta hacia el futuro las rutas, destinos, frecuencias, horas en que se viaja para que las tres redes se comporten en una sola. Sería temerario ponerle una fecha, pero es de interés de las aerolíneas llegar a un acuerdo muy pronto.

¿Qué sedujo a Copa?
Hubo dos factores. El primero es que Copa es parte de Star Alliance, al igual que Avianca y United; y el segundo es que las tres aerolíneas tienen un número limitados de aviones y recursos. Al contar con Copa, se hace una aerolínea más fuerte.

¿Cuántos aviones suman?
Avianca tiene aproximadamente 200 aviones. No tengo de memoria el número exacto,  pero Copa tiene aproximadamente entre 120 y 150; y United muchísimos más. Más que aviones son muchas ciudades las que vamos a cubrir.

¿Esta alianza podría aliviar el tema de precios de pasajes?
Los precios no los dicta ni Avianca ni United ni Copa, ni los tres juntos. Los dicta la oferta y la demanda, al estar coordinados vamos a competir con American, que está asociado con Latam. Esas son las dos grandes alianzas que vamos a transportar la mayor parte de pasajeros entre América Latina y Estados Unidos.

¿Qué es lo que sucede entonces en este tema?
Que el número de pasajeros ha explotado en América Latina, solo Asia está creciendo más rápido que esta región. Ese crecimiento acelerado es más demanda y la capacidad ha ido creciendo mucho, pero no alcanza a crecer tan rápido y por eso suben los precios. Pero hay que tener cuidado porque en términos reales, los precios han bajado en la región. Lo que pasa es que las monedas nacionales se han devaluado frente al dólar.

Esta semana se conocieron las cifras de movimiento de pasajeros, ¿qué factores están influyendo en que disminuya el número de viajeros transportados por Avianca?
Como mercado, y estamos hablando de Colombia, ha habido una pequeña disminución de la demanda total, para todas las aerolíneas. Se han presentado varios momentos políticos económicos que han puesto un poco el freno a los viajes. Por ejemplo, las elecciones, la gente tenía expectativas con ese tema, esperamos que una vez definido el panorama político colombiano de manera clara, que ya es el Presidente de la República y esté definido su cronograma de trabajo.

¿Cuánto puede repuntar el mercado?
Unos pocos puntos porcentuales. En vez de decrecer va a crecer uno, dos o tres puntos. No esperábamos más. Hay dos o tres razones por las que la gente viaja. Uno negocios, ese sigue siendo estable relativamente estable, aunque también la tecnología ha eliminado la necesidad de hacer viajes, la gente usa Skype por ejemplo. Por otro lado, están las vacaciones, los viajes de placer, recreación, y ese es un gasto totalmente discrecional, pueden irse en avión a Miami, ir a Cartagena o irse en Neiva a carro o quedarse en Bogotá para ir a cine. La desaceleración del crecimiento económico en Colombia ha tenido ese impacto.

¿En qué porcentaje está actualmente la operación de Avianca?
Han confluido en las últimas cuatro semanas y la mayor parte de este año para ser precisos varios inconvenientes, retos, dificultades. Con que tengamos solo uno de ellos, ya es un problema, y cuando tenemos cinco o seis al mismo tiempo se vuelve un problema mayor.

Primero el invierno de Colombia de este año fue tres semanas más largo que los inviernos históricos, esto tiene un impacto en aeropuertos cerrados, cuando tienes siete aeropuertos cerrados por media hora o por cinco minutos hay un efecto cascada increíblemente devastador sobre los itinerarios. Además, el invierno viene acompañado con rayos y hemos visto un aumento de rayos en el impacto de nuestros aviones. Una vez un rayo impacte un avión, debemos hacer una inspección muy rigurosa y ver qué pasó, cómo se remedia y si puede operar ese avión, porque en Avianca la seguridad es número uno.

Segundo, ese cambio en el patrón del invierno tuvo un efecto muy inesperado. Cambió el patrón de migración de las aves. Resulta que desafortunadamente cuando están migrando tantas aves al mismo tiempo por los corredores por donde van los aviones, y en particular en Bogotá donde hay tantas reservas naturales muy importantes, hay muchas aves que van y regresan. Nos aumentó casi el triple el número de impactos de las aves en los aviones. Cuando eso pasa hay que parar el avión, revisarlo y corregir. Eso puede durar una hora o un día.

Tercero, nuestro avión emblema es el 787, el dreamliner. Sin embargo, los motores de ese avión son Rolls Royce y por decisión de la marca, de la FAA y EASA, que son las autoridades europeas, han sido sometidos a inspecciones preventivas y mantenimientos adicionales a lo que estábamos esperando, mucho más, y eso ha llevado a que con frecuencia mientras se hace ese mantenimiento e inspecciones a veces se ha tenido que llevar el motor completo a la fábrica. Eso ha llevado a que de los 12 aviones 787 que tenemos, entre dos y cuatro estén en tierra. Nos deja solamente ocho para cubrir todo el itinerario. Ya estamos solo en dos aviones en tierra. Eso nos deja sin capacidad de maniobra. La buena noticia es que nos vamos a ir a uno muy pronto.

Cuarto, similarmente en los aviones A320 y A321 neo, el motor también ha tenido que ser sometido a revisiones de mantenimiento preventivo y también hemos tenido que dejar aviones en tierra. Por eso, si hay un problema con otro avión no tenemos el backup. Hemos tenido dos y tres aviones en tierra y en este momento solo tenemos uno.

Quinto, el tráfico aéreo ha sido tan rápido que no les da tiempo a las autoridades, ni a los aeropuertos de ponerse al día, y la infraestructura nuestra está al límite. Tuvimos una falla de fluido eléctrico en Bogotá hace semanas y cuando paras un aeropuerto es terrible. Nosotros nos tardamos casi tres días en recuperarnos de ese impacto. Y hay algo que muy pocos saben: en Colombia solo hay siete aeropuertos que trabajan las 24 horas, y hay ciudades importantes como Cúcuta, que no tienen posibilidad en nada y al pasajero hay que dejarlo en un hotel hasta la mañana siguiente. Ya le hemos planteado al Gobierno para fortalecer a la Aeronáutica y que se invierta para tener esos aeropuertos abiertos las 24 horas.

Sexto, los pilotos. No hay duda de que el ilegal, inmoral e irresponsable huelga del año pasado dejó secuelas y aunque hemos superado la mayor parte de ellas, también es cierto que hoy tengo menos pilotos que los que tenía antes de la huelga. Porque renunciaron, porque se jubilaron o porque los sacamos, en total se fueron aproximadamente 200 pilotos de Avianca. Hemos contratado nuevos y tenemos unos temporales de EE.UU. que nos autorizó la Aeronáutica Civil  para operar los 787. Pero aún estamos un poco cortos en pilotos y eso tiene un impacto, porque los que están tienen que trabajar más y hay que tener cuidado con la fatiga. No estamos muy lejos de completar el nivel, estamos como a 45 pilotos aproximadamente para estar al mismo nivel del anterior. Ahora bien, no necesitamos los 45 exactos porque estamos volando aviones más grandes, y vamos a dejar de volar localmente los ATR, los de hélice.

Siete, y el último punto, que fue el que la gente conoció y fue algo menor y fue el sistema que instalamos el primero de agosto de información a las tripulaciones y hubo un fallo de carga de los datos durante el primer día de ejecución. Hoy, está resulta. Entendemos que los pasajeros afectados deben estar enfadados.

¿Qué plan tienen listo para normalizar la operación?
Hay un plan de siete puntos. Uno, ajustamos rutas y frecuencias internacionales para traer dos aviones más como backup, y ahora sumamos siete aviones. Dos, reajustamos para tener ocho tripulaciones más. Tres, reubicamos pasajeros de un horario a otro. Cuatro, suspendimos el plan de crecimiento de la línea charter. Cinco, creamos un equipo internacional de expertos que nos ayudará a mejorar los procesos en el centro de control. Seis, presentamos a la Aeronáutica un itinerario para el invierno (desde el 28 de octubre), que adelanta una hora todos los vuelos. Siete, mejoramos la forma de comunicación con los pasajeros, tenemos un reto grande y es que hay veces en que los pasajeros y las agencias no nos dan su teléfono.

¿Qué nuevas rutas tendrán este año?
En Colombia, en las rutas domésticas, abriremos Bogotá-Corozal (nos han pedido mucho en la Costa). Internacionalmente, Bogotá-Múnich, que empieza en noviembre, siendo la cuarta ciudad de Europa que abriremos directamente, eso será un alivio para muchos viajeros. También tenemos nuevas rutas entre El Salvador y Orlando, El Salvador y Cartagena y otra más desde El Salvador. De Colombia también vamos a empezar a volar a Newark y a Chicago, probablemente a finales de este año. Hacia el sur hemos crecido mucho de Lima hacia Argentina. Tenemos una expansión controlada, pero positiva de nuestra red.

TEMAS


Avianca - Hernán Rincón - Aerolíneas - Copa Airlines - United Airlines