Enel adelanta tres años plan de inversión en energía renovable en Chile por US$700 millones

Valter Moro, gerente general de la filial Green Power, explica que esta decisión -que implica instalar casi 600 MW de nueva capacidad en base solar, eólica y geotérmica- responde a las buenas perspectivas del mercado de clientes libres eléctricos.

Diario Financiero

Como la natural evolución de lo que perseguía el denominado Plan Elqui, que la italiana Enel ejecutó a fines del año pasado, califica Valter Moro el hecho de que actualmente él tenga a su cargo en paralelo las gerencias generales de Enel Generación y Enel Green Power (EGP), la filial de energías renovables.

“En abril, cuando EGP se convirtió en una filial 100% de Enel Chile y al mismo tiempo en Enel Generación ésta tiene el 94%, era bastante natural que me propusieran el nombramiento como gerente general de ambas. Esto también está en la lógica de hacer sinergias entre estas dos empresas productoras de electricidad, donde Enel Green Power tiene toda la experiencia de gestionar plantas renovables, de viento, solares y geotérmicas y Enel Generación Chile como líder en el mercado hidroeléctrico, lo que hace que este doble sombrero encaje perfectamente con el trabajo del día a día en este país”, precisa Moro, que por primera vez habla en su rol como gerente general de EGP Chile.

Y en cosa de meses, esta filial adoptó una importante decisión estratégica: adelantar en tres años la ejecución de su plan de inversiones, con el objetivo principal de capturar las oportunidades que está ofreciendo el mercado de los clientes libres eléctricos.

Moro explica que inicialmente el desarrollo portafolio de EGP, que considera tres iniciativas que suman casi 600 MW, estaba enfocado para respaldar los contratos que Enel se adjudicó en las dos últimas licitaciones de suministro para clientes regulados.

En la práctica esto implicaba que el grueso de la capacidad debía estar disponible hacia el año 2024, cuando entran en vigencia estos compromisos de abastecimiento. Sin embargo, ahora la intención es que las nuevas instalaciones estén operando el primer semestre de 2021.

“Hay una muy buena oportunidad en el mercado libre para salir a ofrecer contratos puente, que permiten adelantar estos proyectos que tienen costos de operación muy competitivos y en línea con la dinámica de precios que hay en Chile”, precisa Moro.

Moro explica que el 20% de los cerca de 6.000 GWh que Enel se adjudicó en la gran subasta de 2016 serán suministrados con energía proveniente de proyectos nuevos de EGP, mientras que el 100% de los volúmenes captados el año pasado, donde se quedaron con la mitad de lo que estaba disponible (equivalente a 242 MW de capacidad instalada), corresponderá a iniciativas que van a construir.

Las estimaciones de Moro son que hacia 2024 Enel será responsable del 30% del abastecimiento del sistema a clientes regulados.

El detalle del plan
Este plan involucra una inversión en torno a los US$ 700 millones y considera la ejecución de tres grandes proyectos, dos de fuente variable.

El primero es un parque solar de 380 MW de capacidad que buscan instalar entre las regiones de Antofagasta y Atacama, mientras que la segunda unidad tendrá un poco más de 100 MW y corresponde a un parque eólico, que estará ubicado entre las regiones de Biobío y la Araucanía una zona que presenta los mejores recursos de viento en el país.

En ambos casos ya están bastante avanzados en lo que respecta a los procesos de obtención de los distintos permisos que requieren estas instalaciones.

La tercera parte de este plan incluye la expansión de la central geotérmica Cerro Pabellón, la primera de su tipo en Sudamérica y la que opera a mayor altura a nivel mundial. Aquí a los 48 MW que ya están en operación, sumarán otros 30 MW de capacidad, lo que requerirá una inversión marginal, respecto de lo que ya ejecutaron allí.

Acerca de las proyecciones de mercado, el ejecutivo ve que el dinamismo se mantendrá en el segmento de clientes libres que involucraría volúmenes mayores que el segmento regulado. “Estamos observando que el mecanismo de licitaciones para el mercado regulado probablemente irá disminuyendo su intensidad de volumen lo que condicionará la realización de nuevos procesos, en contraposición con las nuevas oportunidades que seguirán emergiendo en la relación bilateral con clientes en el mercado libre, que es la gran oportunidad que seguirá ofreciendo Chile en base a energías renovables”, puntualiza.

Los Cóndores en 2020
La construcción de la central hidroeléctrica Los Cóndores (150 MW), el único proyecto que actualmente Enel Generación Chile tiene en ejecución, ha enfrentado algunos inconvenientes que han retrasado los plazos para la puesta en marcha.

Problemas geológicos han complicado la construcción de los túneles que requiere esta unidad de pasada, tal como ha sucedido con iniciativas similares que otras empresas han construido o están construyendo en otras zonas del país.

Moro precisa que ya encontraron una solución constructiva y las obras presentan más de un 60% de avance, con la caverna de máquinas ya lista, con lo cual, la última proyección que manejan es que podrían estar en condiciones de entrar en operación hacia el segundo semestre de 2020.

Si esta unidad se suma al plan de inversión de EGP, en los próximos 36 meses la italiana incorporará al sistema más de 700 MW de nueva capacidad.

TEMAS


Enel - Grupo Enel - Chile - Energía renovables no convencionales