Etex ve buenas oportunidades para la construcción en el sector rural

La empresa sumará otra planta en el país

Johnny Giraldo López - jgiraldo@larepublica.com.co

Aunque el sector de la construcción se viene desacelerando, hay escenarios donde la oferta aún es insuficiente. Ese es el caso del sector rural, donde la vivienda de calidad es una de las tareas pendientes. Etex, un grupo belga con 100 años de experiencia en la producción de materiales para la construcción en seco, identificó esta necesidad y es por eso que ofrece un producto que facilita la construcción de soluciones habitacionales. Nicolás Restrepo, country manager de Etex en Colombia, explicó en InsideLR que de las 20.000 viviendas rurales que en promedio se deben ofrecer al año, Etex puede entregar entre 2.000 y 3.000 viviendas.

¿En qué segmentos del mercado participa Etex?

Trabaja en tecnologías especiales para la construcción en seco. Estamos enfocados especialmente en el fibrocemento, con el que sacamos productos como las cubiertas con la marca Proteja y el sistema en seco en dos materiales como placas de yeso donde también destacamos con nuestra marca Superboard y Equitone. Hacemos tanques de agua reconocidos por el nombre Acuaviva; y por último, tenemos tecnologías de protección pasiva al fuego como Promat.

¿Se podría decir que están dentro del segmento de viviendas prefabricadas?

Se podría decir que sí en el común denominador, pero no nos gusta llamarnos como materiales prefabricados, porque existe la concepción errónea de que estos materiales son de baja calidad o malos. Lo que nos une, es que lo prefabricado es un vehículo para hacer más rápidas las cosas.

¿Qué tan rentable es la construcción sostenible?

Es algo que se ha puesto de moda como nombre, pero más allá de eso, es una necesidad que muestra ventajas. La rentabilidad del material en seco se traduce en rapidez para el constructor, porque al utilizar materiales en los que un edificio se construya más rápido, significa un menor consumo de tiempo y de recursos. Es importante mencionar que, en la construcción en seco, no se utiliza agua y su transporte es mucho más liviano (hasta tres veces menos), por lo que se están gastando menos vías y los vehículos contaminan menos. Cuando uno une todos esos elementos, se da cuenta que efectivamente es muy rentable.

¿Etex ve oportunidades en el sector de la construcción rural?

Nos interesa mucho porque tiene un impacto social, ayuda a generar desarrollo entre esas poblaciones y nos hace sentir orgullosos entregarle una vivienda de calidad a un campesino. Vemos allí un camino interesante, en la vivienda rural hay una oportunidad de negocio”.

¿Qué tan importante es este mercado para Etex?

Nuestros productos están alineados con las necesidades que tiene la construcción de vivienda para el posconflicto, que se determinó en el Decreto 890 en 2017 y que fijó el marco de acción una vez firmado el acuerdo con las Farc. Esto define que las poblaciones rurales tengan una vivienda con los mejores estándares calidad.

¿A cuánto asciende el déficit de la vivienda rural y cuántas prevé entregar Etex?

No hay una estadística muy clara de cuánto es este déficit. Se dice que el cualitativo está sobrestimado y el cuantitativo subestimado, lo que significa que todavía se necesitan muchas viviendas. Creemos que en lo rural se podrían construir 20.000 unidades anuales y podríamos contribuir con 2.000 o 3.000 viviendas rurales para cubrir el faltante que es de más de 1,5 millones, según las estimaciones hechas.

¿En qué otro tipo de soluciones están concentrados?

En vivienda estamos en casi todos los estratos y en el mercado no residencial tenemos oficinas, centros comerciales, bodegas, hospitales y colegios.

¿Cuántas fábricas opera el Grupo Etex en Colombia?

Actualmente, tenemos dos plantas (Manizales y Cartagena) y agrupamos a 700 empleados.

La prohibición del uso de asbesto pasó apenas el primer debate en el Congreso, sin embargo, ustedes ofrecen tejas sin asbesto desde hace rato ¿Cuánto producen de este material?

Este es el primer producto con el que Etex incursionó en el país. La empresa decidió abandonar el asbesto pensando en nuestra responsabilidad social. Hoy en día, la empresa vende entre 10 millones y 12 millones de metros cuadrados de este producto al año.

¿Por qué cree que el Congreso ha tardado tanto en legislar el cese del uso de asbesto en productos de construcción?

No sabría decirle las razones. Las comisiones que lo han discutido han dado diferentes puntos de vista sobre la sustitución del material, para que no haya afectación en el empleo que generan las industrias con este material, por lo que hay bastantes variables.

¿Cuánto ha invertido la empresa en los negocios que tiene en el país y qué inversiones tienen planeadas a futuro?

La inversión más grande la hicimos en Manizales entre 2013 y 2014, fue cercana a los 34,9 millones de euros. De los 700 empleados que tenemos, 60% están en la capital caldense, por lo que es nuestro centro fabril más grande en Colombia. En el futuro esperamos invertir en el mejoramiento de procesos y hacer que cada funcionario de Etex tenga más seguridad.

De Manizales exportan, ¿piensan sumar un nuevo mercado este año?

Sí, ya tenemos presencia en el Caribe y Latinoamérica. Exportamos a Brasil, Ecuador, Perú, Argentina, Chile, Puerto Rico, Panamá, entre otros. Este año comenzaremos formalmente a exportar a Suráfrica y Medio Oriente. Exportaríamos cubiertas de la marca Proteja y placa plana como Superboard.

¿Tienen pensado ampliar plantas o construir otra?

Dependiendo de la dinámica, pensamos tener operaciones distintas a Manizales y Cartagena, como en Bogotá.

¿Qué prepara la empresa para el año que viene?

Le estamos apostando a Moduplak, una plataforma para vender viviendas temporales por internet. Los que entran a la plataforma, pueden encontrar casas o bodegas de hasta 18 metros cuadrados.

TEMAS


Construcción - Etex