Falleció Elvira Vegalara, accionista mayoritaria de El Nuevo Siglo

Esteban Guerra - hguerra@larepublica.com.co

Muy cerca de la media noche del lunes, murió en Medellín Elvira Vegalara de Uribe, promotora y presidenta de la junta directiva del Diario El Nuevo Siglo.

Vegalara de Uribe fue reconocida por sus labores como madre, esposa y hermana, así como también por el emprendimiento y el liderazgo que imponía en la sala de redacción del periódico cuya junta presidía.

También se recuerdan las importantes obras sociales que la caracterizaron a lo largo de su vida, entre ellas, las que lideró al frente de las Juntas Sociales del Banco de la República.

Su esposo, Juan Pablo Uribe, periodista y dirigente conservador falleció por una afección pulmonar el pasado 27 diciembre de 2004. El fruto de esa unión dejó tres hijos que aún están vivos: Juan Gabriel -quien actualmente se desempeña como director de El Nuevo Siglo-, María Elisa y Paula Uribe Vegalara.

Una empresaria con talante
'Doña Elvira', como es conocida en el diario y por sus más cercanos amigos, perteneció a una de las juntas sociales del Banco de la República, labor que alternó con su negocios. Su visión empresarial la llevó a convertirse en una de las principales accionistas de Casa Toro S.A y del diario El Nuevo Siglo. Además, fue una de las defensoras del Laureanismo pues junto a su esposo Juan Pablo Uribe, se constituyeron como una de las familias conservadoras más tradicionales de la ciudad de Bogotá.

Su partida se convierte en uno de los hechos más lamentables para el periodismo en el país, afirman fuentes cercanas al sector de los medios de comunicación.

La defensora del conservatismo
Durante muchos años, el periódico El Nuevo Siglo, antes El Siglo, ha sido un baluarte de las tradiciones y políticas conservadoras en el país. Desde allí, la familia Uribe junto con Laureano Gómez y posteriormente con Álvaro Gómez han defendido el conservatismo. Por otra parte, su hijo, Juan Gabriel Uribe, la recuerda como una gran empresaria y gestora de obras sociales en el país mientras que uno de sus más amigos destaca su bondad.