Fedepalma le responde a Asograsas sobre el posible fin del negocio de aceite líquido

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Bogotá_A raíz de las declaraciones que a finales de enero dio a LR la presidenta de la Asociación Colombiana de la Industria de Grasas y Aceites Comestibles (Asograsas), Angela María Orozco, en las que advertía sobre la posible desaparición del negocio de los aceites líquidos, el presidente ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, aclaró que la falta de competitividad del sector industrial de aceites y grasas no es una consecuencia directa de la actividad de los pamicultores.

En una carta enviada a la presidenta de Asograsas, Mesa Dishington explicó: "Entendemos que el eslabón industrial de aceites y grasas comestibles esté enfrentando dificultades en materia de competitividad en los últimos años, pero como se lo expresé en comunicación enviada a finales de 2011, a partir de los análisis que hemos realizado internamente en nuestra agremiación, esta situación no se origina en el FEP (Fondo de Estabilización de Precios) Palmero".

El representante del gremio  no solo puntualizó que el FEP sufrió una reforma estructural en 2005 y que actualmente se está considerando el cambio de su metodología, sino que además destacó como un hecho curioso que los aceites sólidos, que incorporan altos volúmenes de aceite de palma local, sí puedan estar compitiendo con sus pares importados.

Según Fedepalma, esto sucede "mientras que los aceites líquidos elaborados en el país a partir de aceites crudos importados de soya, girasol o canola, son los que cada vez pierden más participación en el mercado doméstico. El aceite de palma no supera hoy el 15% de participación en el segmento de aceites líquidos".
Mesa Dishington aclaró que los fabricantes industriales deben tener una mirada más integral al problema, pues la falta de competitividad del sector también responde a factores externos como el contrabando y la informalidad.

¿En qué consiste la problemática?
Desde finales del año pasado, Asograsas viene denunciando que el negocio de la fabricación de los aceites líquidos en Colombia podría desaparecer porque actualmente resulta más rentable vender el producto terminado importado que fabricarlo localmente. Entre los aspectos que, según la presidenta de Asograsas, Angela María Orozco, generan esta situación, se encuentra el Fondo de Estabilización de Precios, un mecanismo creado en 1998 que funciona como subsidios para el productor. "Esa industria de los años 90, naciente y sometida a una volatilidad de los commodities, no es la misma que opera en 2012. Han ocurrido eventos estructurales que han cambiado la realidad: ya no hay excedentes de materias como la soya". dijo Orozco la semana pasada.