Inassa colaborará en las investigaciones de la Fiscalía General contra sus directivos

La empresa resaltó que durante los 22 años de asistencia técnica, el acueducto y alcantarillado pasó a una cobertura de 100%.

Andrés Octavio Cardona - acardona@larepublica.com.co

Luego de la captura en el norte de la capital del Atlántico contra Ramón Navarro, exgerente de la empresa de servicios públicos Triple A S.A., a quien se le acusa de apropiarse de más de  $27.879 millones, la compañía Inassa se pronunció sobre la apertura de investigaciones a directivos y exdirectivos que la Fiscalía tomará en este caso en ambas empresas.

Por medio de un comunicado de prensa la empresa destacó que “respetan y acatan las disposiciones de las autoridades colombianas”.

Así mismo, ratificaron su colaboración con las entidades y organismos de control durante todo el proceso.

Inassa recordó que el pago de la asistencia técnica en cuestión fue acordado entre el Distrito de Barranquilla y los accionistas de Agua de Barcelona en 1996 con la intención de traer a un operador calificado en el área. De igual manera, afirmó que durante los 22 años de la asistencia el servicio de acueducto y alcantarillado pasó a una cobertura total del 100% después de haber estado en 78%. Por último, destacaron que el desperdicio de agua se redujo en 10%. 

La Fiscalía General de la Nación acusa a Navarro de delitos como enriquecimiento ilícito de particulares, en concurso heterogéneo con administración desleal y falsedad en documento privado.

De acuerdo con el material probatorio recopilado, entre 2012 y 2015, Navarro
se habría apropiado de tal cantidad mediante mediante la creación de 54 órdenes de pedido de bienes y servicios que no fueron adquiridos; y cuatro contratos de consultoría que pretendían justificar solicitudes de tarifas de
acueducto y alcantarillado ante la Comisión Reguladora de Agua Potable (CRA).

Según la Fiscalía, los gastos se acreditaron como operaciones normales de Triple A S.A, fueron registrados en la contabilidad y en las declaraciones de renta en los años respectivos y, finalmente, se usaron para calcular los dividendos de los accionistas (Inassa S.A., Socios Particulares y Distrito de Barranquilla) y realizar los cobros correspondientes por regalías.

En cumplimiento de los parámetros establecidos en el antiguo Sistema Penal colombiano, la Fiscalía abrió investigación formal y citó a indagatoria a directivos y exdirectivos de las empresas vinculadas a la operación Acordeón, entre los que se incluyen además de Navarro, otros exgerentes y presidentes tanto de Triple A como de Inassa.

Los fiscales anticorrupción calculan que en 17 años de vigencia del contrato, se habrían pagado más de $237.836 millones. Adicionalmente, se cree que el contrato no se ejecutó y se presentó una supuesta desviación irregular de los dineros con el fin de beneficiar a terceros, entre ellos las sociedades Canal Extensia S.A. -empresa del Grupo Español Canal Isabel II – y Slasa.

 

TEMAS


Canal Isabel II - Fiscalía - Judicial - Corrupción