La formación dual es la alternativa de inserción laboral para jóvenes

Students walk outside the London School of Economics campus in London, U.K., Friday, March 16, 2007. Photographer: Suzanne Plunkett/Bloomberg News

Mauricio Muñoz se fue a los 11 años a Suiza. Su formación académica fue, en sus palabras, una de las mejores porque tuvo la posibilidad de crecer en un sistema reconocido por una formación técnica y profesional que le permitió acceder rápidamente al mercado laboral.

Ian Farouk Simmonds - isimmonds@larepublica.com.co

Este aspecto es uno de los que hace que Suiza sea conocida a nivel internacional: la solidez de su economía y la formación educativa de calidad. La tasa de desempleo juvenil en este país, para abril de 2018, era del 2,2%, de acuerdo con las cifras de la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos del Gobierno suizo. Esto es posible en el sistema de formación técnica profesional, o formación dual, caracterizado por manejar, al tiempo, la teoría y práctica.

“Se evidencia que funciona bien porque allá tenemos las universidades que son una rama, y la formación técnica teórica práctica que es ir a la escuela y también ir a la empresa”, comenta Mauricio, hoy un prestigioso chef, con 30 años, que volvió a Colombia para trabajar con JW Marriott Hotel Bogotá.

En su juventud, al terminar la secundaria, pudo escoger una carrera técnica. En su caso la cocina era su pasión. Durante tres años recibió clases teóricas una vez a la semana mientras el resto del tiempo trabajaba.

“Al terminar esos tres o cuatro años, sales con un diploma que es reconocido y con mayores posibilidades de conseguir empleo en el mercado laboral”, afirma el chef Muñoz quien destaca que existen muchas carreras para continuar capacitándose, sumado al hecho que puede empalmarse una formación profesional superior o especializarte en el área de estudios y poder acceder a cargos gerenciales.

Mauricio destaca que en este modelo hay tres responsables: el sector privado, que posee los recursos y las vacantes para que los jóvenes hagan sus pasantías. La academia, que capacita y en general construye la teoría y, por último y no menos importante, el Gobierno que regula el sistema, funge como cofinanciador y apoya las capacitaciones orientadas a las demandas del mercado.

Todo con amplias ventajas en 70 años de aplicabilidad de este modelo. “Los jóvenes tienen un diploma reconocido, hay una integración fácil al mercado y formación continua. Las empresas acceden a recurso humano cualificado que ayude a la competitividad de ellas. También genera bajo índice de desempleo y creo que en la sociedad es muy importante porque se reduce la criminalidad y otros factores. También contribuye a que Suiza tenga una alta competitividad económica a nivel internacional”, puntualiza.

Por ello, el chef Muñoz cree que los jóvenes deben pensar aún más en la formación técnica profesional dual como un “camino que le abre muchos puentes, en el que pueden confiar como lo hice en su momento pues obtuve muchos conocimientos y en poco tiempo estaba vinculado al ámbito laboral y pude trabajar en los mejores hoteles y restaurantes”.

Mauricio, que participará en el III Encuentro de jóvenes de la Alianza del Pacífico este 28 y 29 de junio en Cali, solo espera que Colombia pueda profundizar aún más en este modelo y que las empresas, como lo hace Nestlé por ejemplo, puedan “darle oportunidad a las personas para que se formen y se involucren en el mundo laboral. Eso es excelente”.

TEMAS


Nestlé - Cali - Contenido patrocinado - Alianza del Pacífico