Fundadores de Airbnb siguen solos en China tras rechazar oferta de inversionistas

Ejecutivos e inversionistas estuvieron discutiendo un acuerdo por horas.

Bloomberg

Los fundadores de Airbnb Inc. estuvieron a pocos minutos de fusionar sus operaciones en China con su competidor local Tujia en enero de 2017.

Ejecutivos e inversionistas estuvieron discutiendo un acuerdo por horas. Se elaboraron hojas de condiciones preliminares. Luego, en la última hora de negociaciones, Airbnb se retiró.

Los inversionistas esperaban que una tregua evitara que las empresas invirtieran grandes cantidades de dinero en la lucha por el control del activo sector chino de viviendas compartidas.

Pero en lugar de seguir los pasos de Uber, que acordó ceder China al rival Didi a cambio de una participación accionaria, el máximo ejecutivo de Airbnb, Brian Chesky, cambió de opinión y decidió seguir adelante solo en China.

Dieciséis meses después, la decisión todavía irrita a los inversionistas y ha envalentonado aún más a los rivales chinos, según personas cercanas a ambas compañías. Tujia sigue interesado en cerrar un acuerdo, aunque ambas partes niegan que existan conversaciones formales, y dice que simplemente está esperando que los ejecutivos de Airbnb acepten la realidad.

“Nos encantaría emitir acciones en Tujia a cambio de las operaciones de Airbnb en China”, dice el director financiero de Tujia, Warren Wang.

Hasta que Airbnb esté listo, “nos probaremos y demostraremos nuestra fuerza”, dijo. “Si Airbnb necesita más tiempo para entenderlo, ellos o cualquier otra compañía de tecnología extranjera simplemente no pueden hacer eso bien en China sin un socio local; una vez que les demostremos se sentarán y conversarán sobre un acuerdo”.

Airbnb dice que está progresando en China, con un aumento de más del doble en el número de huéspedes chinos que se alojan en propiedades Airbnb y un incremento de las inscripciones en China de un 125% a 200,000 frente a un año antes. La compañía no quiso revelar el crecimiento de las ventas, pero se comprometió a continuar invirtiendo agresivamente en China.

Pero el mercado es muy competitivo, y actores nacionales como Tujia, respaldado por el operador de viajes más grande de China, Ctrip.com International Ltd., están aprovechando su conocimiento de las condiciones locales.

Airbnb, mientras tanto, no tiene un responsable en China, luego que el anterior renunciara el año pasado después de salir con una subordinada, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

Airbnb ha tenido dificultades para encontrar un reemplazo con experiencia internacional y que también conozca el mercado local.Por ahora, el cofundador Nathan Blecharczyk dirige la operación en China. El hombre de 34 años viaja a Pekín mensualmente.

Supervisa a 140 personas que trabajan en una oficina de Pekín llena cerveza Hoegaarden, agua de coco y fruta fresca. “Como cofundador, tenía la autoridad moral para hacer que las cosas sucedan en China y seguir adelante”, dijo Blecharczyk a Bloomberg en marzo.

Aun así, dijo que pasar entre China y San Francisco sería difícil a largo plazo. Dejó de tratar de aprender chino después de un mes porque los tonos no se pegaban en su cabeza. “Estoy seguro de que encontraremos un gran líder en China”, dijo.

Las viviendas compartidas en China difieren de Estados Unidos y Europa, donde los viajeros están acostumbrados a una rica cultura del “bed and breakfast” (alojamiento y desayuno) y muchos anfitriones alquilan sus viviendas primarias cuando salen.

En China, los anfitriones no quieren extraños en su propia residencia. En cambio, las viviendas compartidas han prosperado debido a un auge de la construcción en el país que dejó un exceso de apartamentos vacíos en manos de empresas de bienes raíces e inversores inmobiliarios.

TEMAS


Turismo - Airbnb - China - Viajes