General Motors ensamblará el reemplazo del C5 de Citroën

Mónica María Parada - mparada@larepublica.com.co

Los fabricantes de vehículos General Motors y PSA Peugeot Citroën anunciaron una alianza estratégica que les permitirá ensamblar vehículos de tamaño mediano y modelos compactos.

De acuerdo con la información emitida por las compañías, se trataría de un acuerdo con un doble beneficio: mientras la firma estadounidense armará carros de tamaño mediano para que los comercialice el grupo francés, este último, fabricará un modelo compacto para la marca Opel de GM.

Según los planes que han sido revelados hasta ahora, GM se encargará de construir un vehículo que se convertiría en el reemplazo del sedán C5 de Citroën. Esta información la confirmó Jean-Luc Perrard, jefe de la fábrica del sello francés en Rennes.

Por otra parte, Peugeot buscará ensamblar el que sería un nuevo minivan compacto Opel Zafira de GM. Con esta decisión se terminaría de generar un número importante de despidos en el centro de desarrollo de la empresa en Ruesselsheim, cuyo cifra podría llegar a cientos de personas, así lo dio a conocer la revista alemana Der Spiegel, que habló con fuentes sindicales de la empresa.

Sin embargo, fuentes de Opel negaron que esta nueva alianza de negocios con Peugeot genere despidos masivos en dicho departamento de la empresa. 'No se perderán puestos en el centro de desarrolló técnico de Opel. No obstante, los proyectos conjuntos están divididos concretamente al final', indicó en un comunicado oficial, reproducido por Reuters, el presidente ejecutivo de Opel, Karl-Friedrich Stracke.

Finalmente, en declaraciones previas a estos anuncios, el presidente ejecutivo de Peugeot, Philippe Varin, señaló que el plan de negocios que incluía esta alianza contemplaba armar los autos de su compañía en las platas de la empresa estadounidense, al tiempo que los modelos de GM estarían basados en vehículos de Peugeot.

El objetivo de la asociación es generar ahorros
Antes de hacer este anuncio mundial, GM y PSA Peugeot Citroën explicaron que tienen planes para compartir vehículos un poco más grandes, con transmisiones de doble embargue y hasta un carro pequeño que pueda ser llevado a mercado objetivos, como América Latina. Por otra parte, las firmas explicaron que prevén generar ahorros derivados de la posibilidad de compartir sus áreas de compras, investigación y desarrollo, plataformas y producción, lo que ven como un factor positivo.