Las dos compañías que asegurarían que se finalice la construcción del BD Bacatá

Pasivos de BD promotores suman $133.195 millones.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

El aumento de la tasa de cambio, los gastos de personal improductivo y la reducción de las ventas e ingresos del BD Bacatá fueron tres de los cinco principales motivos que argumentó BD Promotores para que la Superintendencia de Sociedades admitiera ayer el proceso de reorganización. Aunque a hoy no hay la certeza sobre cuándo realmente finalizará el proyecto, Prabyc Ingenieros y Grupo Hotusa juntarían esfuerzos para no dejar caer la obra, que hoy completa 90% de avance y la cual ya opera locales comerciales.

“Al BD Bacatá le hace falta muy poco. Sacarlo adelante es fácil, por eso Prabyc está dispuesto a hacer lo que sea para que se finalice. Nosotros ya terminamos nuestras labores, sin embargo, estamos en diálogos para ver si se puede o no ayudar”, explicó Camilo Barberi, gerente general de Prabyc.

El proyecto, que cuenta con más de 115.000 metros cuadrados, 216 metros de altura, 117 oficinas, 405 apartamentos, 700 plazas de parqueadero y cerca de 6.500 metros cuadrados comerciales ya abrió su primera fase comercial al cierre de 2017, se entregaron los apartamentos hasta el piso 35 y prevé entregar rentabilidades a este mes.

Es por eso que, según Barberi, es inconcebible que esta megaconstrucción se quede sin finalizar. “Le hace falta una bobada. Los locales comerciales ya están operando y solo faltarían cosas de los últimos pisos. El propósito actual no es comprar BD Promotores, estamos viendo posibilidades. La respuesta de Prabyc es que está dispuesto a hacer lo que sea para que salga adelante, puede que sí, pero puede que no (comprar activos), aún no hay algo definido”, dijo el Barberi.

A esto se sumó el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, quien indicó que pese a que BD Promotores tiene un pasivo de $133.195 millones (57,45% es obligaciones incumplidas por más de 90 días), esto no afectará el desarrollo del primer rascacielos de Bogotá.

“Tenemos distintas categorías de pasivos: laborales, tributarios, con entidades financieras y con proveedores. Los inversionistas realmente tienen un negocio con patrimonios autónomos (Acción Fiduciaria) y existen unas cláusulas que son los que rigen la relación con este proyecto. Esto en ningún momento dice que la construcción del BD Bacatá se frenará”, indicó Reyes.

Para el superintendente el ingreso a reorganización no cambia la situación de los inversionistas. De hecho, aclaró que “a partir de esta decisión la compañía deberá abstenerse de realizar pagos o arreglos por fuera de este proceso y tampoco podrá realizar ventas que estén por fuera del giro ordinario de sus negocios”. Esto, debido a que se prevé alivianar la situación financiera, para que se pueda solucionar las acreencias con los proveedores.

La Supersociedades resaltó, a su vez, que la sociedad también mostró que hay pagos pendientes por concepto de retención en la fuente por $14.098 millones y por retención de ICA por $135 millones. Estos deberán normalizarse para el momento en que se confirme el acuerdo.

Por ahora los inversionistas y proveedores continúan exigiendo mayor comunicación. Juan Camilo Osorio, asociado de Muñoz Abogados y apoderado de los proveedores, indicó que uno de los principales problemas del lío de BD Bacatá ha sido la falta de comunicación por parte de la desarrolladora, los proveedores y los inversionistas.

Según Osorio, es clave que aunque la empresa se encuentre en insolvencia, comunique las posibles soluciones que hay para sanar las deudas con proveedores (que hoy son de un poco más de $4.000 millones) y para informar la entrega de utilidades a los accionistas.

Los líos de BD Promotores con su marca

El bufete Muñoz Abogados aclaró que “frente al desconocimiento o negación en torno la marca comercial BD Bacatá Downtown, es importante aclarar que la Superindustria mediante resolución No. 89576 del 26 de diciembre de 2016 concedió el registro de la marca a favor de la sociedad BD Promotores Colombia S.A.S., vigente hasta el 26 de diciembre de 2026 (…) y fue con fundamento en esto que se solicitó el embargo ante el Juzgado Veintinueve Civil del Circuito de Bogotá, que fue inscrito ante la SIC el 16 de marzo de 2018”.

 

TEMAS


BD Bacatá - Costos de construcción - Construcción - Prabyc - Supersociedades - Hotusa - BD Promotores