Huawei facturará US$100.000 millones en 2018 y prepara lanzamientos en la región

Lo que hay detrás de los dos días que toma fabricar un Huawei

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

A pesar de que el proceso de ensamblar y hacer un celular Huawei toma dos días en la fábrica de Songshan Lake, en Dongguan (China), actividad que incluye desde la producción de motherboards hasta el empaque, son dos años los que se demora el equipo de ingeniería y diseño en llegar a un consenso sobre cuál será el nuevo producto de la marca que actualmente conecta a un tercio de la población mundial.

Cada producto inicia con cinco diferentes conceptos y por lo menos tres equipos de diseño trabajan en cada proyecto.

Este proceso viene de una fuerte inversión en los más de 14 centros de investigación y desarrollo que hay alrededor del mundo. En este segmento, se reinvierte más de 10% de los ingresos anuales. El año pasado, este rubro llegó a casi 15% de los US$92.330 millones que ganó la compañía.

“Invertimos mucho en desarrollar innovación, pero algunas características solas no son suficientes para atraer a más consumidores. La unión de diferentes áreas es lo que lleva a las personas a hacer más compras. Gracias a la inteligencia artificial estamos desarrollando una relación de dos vías entre usuarios y dispositivos. Ahora el dispositivo también reacciona a lo que el usuario necesita y viceversa, creando una fuerte dinámica”, señaló Clement Wang, presidente del departamento de Ingeniería de Software de Huawei.

Con esta idea es que la empresa ha venido conquistando participación de mercado al pasar de 4% en 2013 a 15,8% para el segundo trimestre de 2018 cuando sobrepasó en ventas a Apple, que ahora tiene 12,10% del mercado, según cifras de IDC.

Esto también generó que la empresa este año espere ventas por US$100.000 millones, y que uno de los crecimientos más importantes venga de los smartphones premium, con valores por encima de US$500. En este segmento, según Wang, se ha tenido un crecimiento de 16,4% y la apuesta en Latinoamérica es seguir impulsando este mercado.

“Huawei empezó con el negocio de red en la región hace 16 años y empezamos a introducir nuestros dispositivos solo hace seis años. Empezamos con el segmento de bajo costo, pero hace cuatro años decidimos cambiar a productos premium ya que a pesar de que el porcentaje en este mercado es pequeño es importante para nosotros construir la marca en la región”, explicó Jim Xu, vicepresidente de marketing y ventas de Huawei CBG.

Según Xu la idea es seguir invirtiendo en los centros de innovación para entregar celulares cada vez más diferenciados, esto porque “solo ofrecer productos que se acomoden al bolsillo de las personas no es suficiente”.

La idea de la marca es completar el año con fuertes lanzamientos en la región, entre los que no solo están evaluando celulares de gama alta y media alta, sino también la línea de computadores portátiles que ofrece la empresa en otros mercados. En este sentido, la marca china también ampliará su red de servicio al cliente en la región por lo que están haciendo inversiones locales en ese sentido para mejorar las ventas y convertirse en punto de referencia para el mercado.

TEMAS


Huawei