“La escasez de tierras es uno de los problemas más grandes que tiene Bogotá”

Así lo indicó Claudia Samper, gerente general de Arpro.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La escasez de tierra que afronta la capital del país podría ser uno de los impedimentos más grandes a la hora de construir nuevas edificaciones, ya sea de usos mixtos, vivienda u oficinas. Esa fue una de las conclusiones de Claudia Samper, gerente general de Arpro, quien indicó que uno de los segmentos de mayor proyección en los próximos años son las Viviendas de Interés Social (VIS).

“Desde los últimos años, las VIS han jalonado la construcción. Arpro, por ejemplo, está terminando 2.000 viviendas en Tocancipá, con la última etapa del proyecto. Además, tenemos un proyecto de 1.500 viviendas al sur de Bogotá. Sin embargo, a los constructores nos ha tocado enfrentar un dilema: la escasez de tierra. Ese ha sido uno de los problemas más complicados de la ciudad”, explicó Samper.

Pese a que señaló que ese es uno de los principales retos del sector, aclaró que es necesario que el próximo presidente defina mejores Planes de Ordenamiento Territorial (POT) para las principales ciudades. “Sin duda, la ciudad requiere renovar, pero así mismos terrenos nuevos. No es positivo seguir llenando la Sabana de Bogotá con el desarrollo de vivienda. La ciudad podría tener todos esos proyectos, pero es necesario que se defina mejor un POT”, anotó Samper.

La directiva también aclaró que por ahora la constructora está enfocada en la torre norte del edificio Atrio, el cual, según expertos, podría ser el más alto del país.

La nueva torre estaría en el segundo semestre de 2019, pues, según Samper, es un proyecto muy ambicioso que le dará una nueva cara al centro internacional de Bogotá. En total, la gerente aclaró que la compañía está trabajando en 14 proyectos, de los cuales se destacan oficinas, viviendas y un nuevo hotel en la capital.

“Estamos haciendo para Cine Colombia su nueva sede corporativa. Será una joya y una edificación con mucha tecnología. Nos ganamos la licitación y estamos a punto de iniciar su construcción. Ese proyecto tiene 24 meses de construcción, es decir, que podría estar para el segundo semestre de 2020, máximo para 2021”, dijo Samper.

En cuanto a las obras de usos mixtos, señaló que están haciendo un complejo de oficinas con una plataforma de comercio. “Será un agente de cambio para bien”, aclaró la directiva, quien resaltó, además, que este es un proyecto para un estrato más alto, pues su metro cuadrado ronda los $8 millones.

Arpro, por ahora, continúa apostándole a todo tipo de segmento. Según su gerente, se espera que con las elecciones, se defina mejor el panorama para el sector y la constructora.

TEMAS


Construcción