La fabricante americana de colchones Beautyrest abrirá 10 tiendas propias a 2019

La empresa inició operaciones este año con planta en Sopó.

Lina María Guevara Benavides

El reto de los fabricantes de colchones es garantizar un sueño reparador en el menor tiempo posible para conquistar una tajada en un mercado global que Euromonitor calcula en US$42.234 millones.

Una de las compañías que es referencia mundial y está en esa tarea es la americana Beautyrest, que aterrizó este año en Colombia.
Armando Caycedo, gerente de la marca en el país, explicó en qué consiste el proyecto, el cual tendrá un componente fabril, con una planta en Sopó; y uno comercial, con la apertura de 10 tiendas.

¿Por qué decidieron abrir operación en Colombia?
Beautyrest es una compañía americana que tiene más de 100 años en el mercado y es una de las líderes en facturación en el mundo. Este proceso de expansión responde al avance de la empresa en el tiempo. Lo interesante es que esta era una compañía muy grande y no tenía ni una sola tienda propia, porque esto no era algo muy común en el negocio y, además, la firma era muy fuerte en distribución a través de tiendas multimarca. Lo que estamos haciendo en Colombia es abrir la primera tienda propia especializada de la marca Beautyrest. El descanso se volvió un tema de lujo, porque hoy la gente necesita un descanso reparador en el menor tiempo posible. Así que estamos haciendo un ensayo con una oferta concentrada en la tecnología y en la innovación.

¿Cuántas tiendas tendrán?
Arrancamos ya con un local en Cali, que fue el primero que abrimos, y la segunda lo inauguramos la semana pasada en la Avenida 19 con calle 122, en Bogotá. La idea es tener otra en Cartagena, entre agosto y septiembre, y abrir Bucaramanga y Medellín al final de octubre. Son cinco tiendas este año y cinco el próximo.

¿Cuántas referencias van a tener y cuánto costarán?
La idea es entrar con ocho soluciones de descanso y estamos hablando de productos entre $2,5 millones y $8,5 millones para colchones de 1,40 metros.

¿Qué tan competitivo es el mercado local? ¿Qué participación quieren tener?
Hay que mirarlo en dos sentidos. Beautyrest no es el producto con más unidades vendidas, porque es especializado, tiene un perfil diferente. Está pensado para 4% de la población. En ese segmento, solo hay tres o cuatro compañías compitiendo y, en ese nicho, sí deberíamos ganarnos el liderazgo.

¿Van a producir en el país?
Lo que tenemos en Colombia es una operación comercial, pero también una fabril. Efectivamente, nos ganamos la licitación de producción porque tenemos los mejores estándares de calidad en una planta que construimos en Sopó. En ese sentido, los colchones son hechos aquí, pero 80% de las materias primas son importadas. La idea es que ese porcentaje pase a ser 55%.

¿Con esa planta van a exportar a otros países?
La idea es que al final del ejercicio terminemos haciendo componentes para exportar a la región, pero ese es un proyecto que está pensado para 2021. Por ahora, estamos concentrados en probar el modelo de tiendas y ver si también podemos exportarlo.

¿Cuánto invirtió la compañía para entrar a Colombia?
Para poder ensamblar los colchones aquí pasamos un proceso de certificación bastante intenso, pero, al final, fuimos catalogados como la mejor producción de la región. Entre planta y tiendas, la inversión sumó US$1,5 millones.

Así se mueve el negocio en el país

A propósito de la llegada de la compañía, Juan Ignacio Agudelo, presidente de Colchones Comodísimos, explicó el panorama del sector. Según el vocero, esta es una categoría muy dinámica con una amplia gama de ofertas al consumidor. Sin embargo, también también tiene un alto porcentaje de informalidad. “Eso afecta mucho a la industria y al consumidor porque no es un producto adecuado. Aún así, también hay muchas compañías formales que están haciendo muy bien la tarea y que tienen una presencia fuerte en distribución”, dijo.

Según Agudelo, cuesta mucho trabajo estimar el tamaño del mercado al que llega el nuevo jugador y aún más, las participaciones por compañías. Sin embargo, aseguró que la llegada de nueva competencia siempre tiene dos metices: “uno muy positivo porque nos anima a estar pendientes y otro mucho más de alerta porque nos obliga a estar atentos a su oferta de valor”, explicó.

“Es interesante la apuesta que quieren hacer en términos de tiendas porque todos los que estamos trabajando en posicionamiento de marca lo hemos hecho con esa estrategia”, aseguró el directivo.

 

TEMAS


Colchones - Comodísimos - Industria - Producción - Estados unidos - Inversión